George Harrison es deportado de Alemania

Las autoridades policiales alemanas deportan a George Harrison al descubrir que era menor de edad, ya que la edad legal para poder trabajar en un club nocturno en Alemania es de 18 años.

Después de la presentación de hoy, Harrison pasa toda la madrugada del día de hoy enseñándole a John Lennon sus partes de guitarra, para poder abandonar Alemania solo, gastando además todo su dinero en tickets de tren, taxis y propinas en un viaje de 24 horas de duración.

Tuve que volver a casa y fue justo en un momento crítico porque nos acababan de ofrecer trabajo en otro club al final de la calle, el Top Ten, que era un club mucho más cool. En la hora libre que teníamos en el Kaiserkeller, nos ibamos a ver a Sheridan o quien quiera que se estuviera presentando ahí. El manager nos había raptado de Bruno Koschmider y ya habíamos tocado un par de veces ahi. Había de veras una muy buena atmósfera en ese club. Tenían un gran sistema de sonido, se veía mucho mejor y la paga era un poco más alta.

Aquí estábamos, dejando el Kaiserkeller para irnos al Top Ten, realmente emocionados de ir ahí – y justo en ese punto vienen y me echan de la ciudad. Así que me estaba mudando para volver a casa y ellos se estaban mudando a este maravilloso club.

Astrid, y probablemente Stuart, me dejaron en la estación de Hamburgo. Fue un largo recorrido para mi solo en el tren hacia el puerto de Holanda. Allí tomé el bote diurno. Parecía que tomara años y yo no tenía mucho dinero – rezaba por tener el suficiente. Tuve que ir de Harwich a la Estación Terrestre de Liverpool y luego un taxi a través de Euston. De ahí un tren a Liverpool. Puedo recordarlo ahora: Tenía un amplificador que había comprado en Hamburgo y un sucio maletín y cosas en cajas, bolsas de papel con ropa dentro, y una guitarra. Tenía muchas cosas que cargar y estaba parado en el corredor del tren con todas mis pertenencias alrededor mío, y muchos soldados en el tren, tomando. Finalmente llegué a Liverpool y tomé un taxi a casa – con las justas lo había logrado. Llegué a casa sin un centavo. Me tomó todo lo que tenía regresar.

– George Harrison, en Anthology

Esa noche Los Beatles, quienes ignoraban que Bruno Koschmider tenía que ver con el asunto, tocan en el Club Kaiserkeller, sin George Harrison, quien había sido deportado esa mañana.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *