Paul y Pete son arrestados en Alemania

Los Beatles habían decidido rescindir su contrato con Bruno Koschmider, administrador del Kaiserkeller. Noviembre sería su último mes tocando aquí. En adelante irían al Club Top Ten, al final de la avenida, un Club con mejor pinta, donde recibirían un poco más de dinero.

Los Beatles se mudarían al ático sobre el Club Top Ten. Por fin dejarían de vivir en las paupérrimas instalaciones del cine Bambi-Filmkunsttheater, el “Bambi Kino”.

Primero lo hicieron John y Stuart. Para este momento, George ya se encontraba en Liverpool. Era de noche, Paul y Pete estaban reuniendo sus pertenencias. No había luz así que decidieron clavar un preservativo a la pared y encenderlo. El plan funcionó, pero dejó una marca negra en la pared.

Koschmider estaba furioso, y a pesar que el daño no había sido mayor, reportó a Best y McCartney con la policía, por “intentar incendiar el cine”. Era la segunda estocada de Koschmider contra Los Beatles, por irse del Kaiserkeller. Ambos fueron arrestados, pasaron la noche en la cárcel y fueron liberados a la mañana siguiente, aunque a la siguiente noche estaban siendo deportados de Alemania.

Les dijo que habíamos intentado quemar su local y ellos dijeron “Váyanse, por favor. Muchas gracias pero no queremos que quemen nuestras casas alemanas”. Gracioso, realmente, porque no hubiéramos podido incendiar ese lugar ni siquiera si hubiéramos tenido galones de petróleo… estaba hecho de piedra” – Paul McCartney, Many Years From Now (Barry Miles)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *