John Lennon regresa de Hamburgo

Tras pasar 10 días abandonado en Alemania, John decide volver a Liverpool. Aún de vuelta en casa, no contactó a sus otros compañeros hasta una semana después. Stuart no volvió a Inglaterra sino hasta el año siguiente.

John: “Todos habían sido deportados y yo estaba tirado en Hamburgo, tocando sólo, con otros músicos de otras bandas. Era una experiencia un tanto emocionante estar en un país extranjero, bastante joven, dejado ahí completamente solo. El dinero se estaba gastando mientras avanzaba. Ya no me quedaba nada y estaba estancado en Hamburgo sin dinero para comer y no era chiste, especialmente cuando se acercaba Navidad. Era terrible, estar tan lejos de casa. Me estaba sintiendo bastante miserable y fue un negocio de hambre devolverme a Liverpool. Tenía mi amplificador en la espalda, muerto de miedo de que me lo iban a robar. No había pagado por él. Estaba convencido de que nunca iba a encontrar Inglaterra.

Cuando finalmente llegué, estaba tan abrumado que ni siquiera quise contactar a los otros por un par de semanas. Un mes es un tiempo muy largo a los 18 o 19, no sabía en qué estaban. Ya estaba pensando si valía la pena seguir con ello. Pensé “Es esto lo que quiero hacer?” siempre había sido una especie de poeta o pintor y luego pensé “Esto es todo? Clubes nocturnos y escenas sucias, ser deportado y la gente rara en los clubs?” Hoy por hoy lo llaman decadencia pero en aquel entonces sucedía solo en Hamburgo, en los clubes en los que los grupos se presentaban, en clubs de strippers. Pensé bastante si debía o no continuar. Ahora, cuando George y Paul supieron, se molestaron conmigo, porque pensaron “Podríamos estar trabajando ahora!” Pero simplemente lo descarté. Sabes, una parte de mi es un monje y otra parte de mi es una pulga de circo. Saber cuando parar es la supervivencia para mi.

De todos modos, luego de un tiempo pensé que debíamos volver a cotizar en la escena beat de Liverpool. Las cosas estaban movidas de veras y parecía una pena desperdiciar la experiencia que teníamos, tocando todas esas horas en las noches en Hamburgo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *