Los Beatles vuelven a New York para tocar en el Carnegie Hall

Los Beatles tomaron el tren que en dos horas los regresaba a Nueva York pero su limosina no pudo pasar a través de la multitud. Era el natalicio de Lincoln, un día de fiesta, por lo que los colegios tenían a cerca de 10.000 fans fuera esperando en la Penn Station. Tuvieron que llegar a escondidas al hotel a través de los comunes taxis amarillos.

Después de afeitarse, darse un baño y cambiar de ropas, fueron camuflados para meterlos en el ascensor del Plaza, meterlos en la cocina y sacarlos para llevarlos al cercano Carnegie Hall para una doble actuación en el más prestigioso local de todo el país. Las entradas habían salido a la venta el 27 de Enero y sólo duraron un día. El grupo fue teloneado por “The Briarwoods”. Había gente sentada incluso en el escenario, lo que incomodó a Los Beatles.

John: “Carnegie Hall fue terrible! La acústica era terrible y tenían a toda esta gente sentada en el escenario con nosotros y todo era tan a lo niños de Rockefeller en el backstage y todo se salió de control. No fue un show de rock, fue una especie de circo donde nosotros estábamos en jaulas. Éramos tocados y nos hablaban y nos conocían y nos conversaban, tras y sobre el escenario. Éramos como unos animales

Tras el escenario recibieron un disco de oro de Swan Records por las ventas de un millón de copias de “She Loves You”. Shirley Bassey estaba entre los visitantes. George Martin los acompañó porque era su intención grabar la presentación, tenía el permiso de Capitol, pero al final no se lo permitió la Asociación Nacional de Músicos.

Al finalizar la presentación, el promotor Sid Bernstein sacó a Brian afuera ante el aire frío de la nieve después del show y le ofreció $25,000 a ellos más $5,000 de donación a la British Cancer Fund, por un concierto en el Madison Square Garden en unos pocos días. Las entradas serían impresas y vendidas de una vez, le aseguró a Brian. Pero él, cauteloso, declinó “Vamos a dejar esto para la próxima vez“. Nunca tocaron en el Madison Square ni en el Carnegie Hall nuevamente.

Esa misma noche, Granada Television proyectó “Yeah, Yeah, Yeah! – The Beatles in New York” – un documental basado en instantes de los Maysles Brothers. Mientras tanto, en su última noche en la ciudad de Nueva York, Los Beatles abandonaron el Hotel Plaza a la 1:30am para visitar el Headliner Club y el Improvisation Coffee House en Greenwich Village. Se fueron de fiesta con Stella Stevens, Tuesday Weld y Jill Haworth, regresando al amanecer. Un reportero quien los había esperado afuera les preguntó si habían tenido una noche tranquila…

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *