Apoteósico estreno de la película “A Hard Day’s Night” en Liverpool

3,000 gritones fans estaban esperando bajo un sol brillante en el aeropuerto de Speke, cuando Los Beatles aterrizaron para asistir a la premiere norteña de “A Hard Day’s Night” y aparecer como invitados de honor en una recepción cívica. Fueron conducidos hasta el Town Hall en una caravana de policías escoltados por patrullas motorizadas. La ruta la dirigió la policía “hombro a hombro”, pero en docenas de ocasiones el cordón de seguridad que estos tenían, se rompía a causa de las fans y todos caían al suelo. Llegaron al Town Hall a las 6:55pm, 25 minutos después de lo pautado, dándoles la bienvenida Elizabeth “Bessie” Braddock, miembro principal de la División de Intercambio de Liverpool, llevando su insignia que la acreditaba miembro del “Cavern Club”. Todos le dieron un gran abrazo a lo que ella les dijo a cada uno “Es grandioso volver a verte amor“. Después de la comida, hicieron una pequeña aparición en el balcón desde donde se divisaba Castle Street y a la muchedumbre gritando y a la banda de la policía de la ciudad de Liverpool tocar “Can’t Buy My Love”. El Alcalde Mayor, Alderman Louis Caplan, se dirigió a los 714 invitados desde el largo salón del Minstrell Gallery Of The Town, incluyendo a Los Beatles y a su larga lista de familiares invitados: 14 por parte de Lennon y 16 por parte de Ringo. Les dijo cuan orgullosa estaba la ciudad de Liverpool y de los tremendos embajadores en que se habían convertido para la ciudad. Cada Beatle dijo “Hola” desde el salón. Ellos no esperaban una recepción tan cálida. Así se lo hizo saber John Lennon al Liverpool Echo cuando los entrevistaron diciendo: “Supera a la recepción que nos hicieron en Adelaida; en miles de personas. Los muchachos están boquiabietos. Este ha sido el momento más emocionante de nuestras vidas. Nunca imaginamos que tanta gente se volcara hacia nosotros. Pensamos que solamente algún que otro grupito de amigos se concentraría en una esquina. Lo que más nos ha emocionado por encima de cualquier cosa, es que estén todos aquí, desde el más ricachón hasta el más humilde “scouse”, ha sido tan bonito que nos cantaran alabanzas tras alabanzas; estoy seguro que no lo merecíamos…

Todos estaban allí, desde el Alcalde hasta Lady Derby y el Obispo de Liverpool, los miembros de las bandas locales de rock y los amigos y bandas de los días de La Caverna. Cada uno necesitaba un pase de la policía de Liverpool que hasta entonces, tuvo su operación de seguridad más grande de la historia. Poco antes de las 9 pm se fueron al Odeon Cinema para el estreno de “A Hard Day’s Night” a beneficio de los niños abandonados.

“The Echo” reportó la molienda que se formó entre la policía y la multitud que se quedó sin entradas. La policía no se daba abasto para contener la cantidad de gente que quería entrar a toda costa: “cuando una persona con su ticket lograba entrar, el resto se le pegaba atrás como la cola de un cometa“. En el Odeon la Banda de la Policía de Liverpool empezó a tocar “Z-Cars Theme” una popular serie policial que se hacía en Liverpool seguido de un comedido popurrí de éxitos de Los Beatles.

El anfitrión David Jacobs los presentó a cada uno siendo aplaudidos individualmente con euforia. “The Echo” dijo al día siguiente: “Anoche el Odeon Cinema tenía una atmósfera más familiar que la de un gran estreno cinematográfico con brillo y lentejuelas. Fue la ocasión para que la gente vestida con sus mejores galas se unieran a sus jóvenes camaradas en la platea por una noche dedicada a los “hijos favoritos de la ciudad”.

El canal de noticias BBC1 en el programa “Look North” transmitió parte de su conferencia de prensa y una entrevista con el grupo conducida por Gerald Harrison.

Granada Television en su programa “Scene’s al 6:30” transmitió la entrevista que ellos mismos le hicieran en el aeropuerto, así como también la filmación del saludos desde el balcón donde se realizaba la ceremonia.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *