Actuación en el Memorial Coliseum, en Dallas, Texas

Actuación en el Memorial Coliseum, en Dallas, Texas.

La tarima era 3 veces más alta de lo normalmente utilizado, por lo que Ringo fue colocado a 15 pies de el piso. Antes del show, tuvieron su respectiva conferencia de prensa, y la mayoría de las fans presentes eran niñas de unos 13 años que ganaron un concurso de radio y nunca antes los habían escuchado.

A Ringo se le preguntó acerca de las niñas que caían a sus rodillas y comían la grama por donde pasaban Los Beatles. Ringo: “Espero que no se indigesten“. Alguien hizo arreglos para que Paul se comunicara con el Methodist Hospital y entablara conversación con Cheryl Howard, una niña de 10 años víctima de un accidente de tránsito que estaba peleando por salvar su vida. “Es una lástima que no puedas estar en el concierto de ésta noche“, le dijo.

Se presentaron las usuales escenas en las afueras del Cabana Hotel, donde las fans brincaban a la fuente para tratar de entrar al hotel, porque tenía las entradas bloqueadas. Cuando Los Beatles regresaron al Hotel, al salir de la limusina fueron bloqueados por cientos de fans que se encontraban en la entrada. George fue golpeado en las rodillas y a Ringo casi lo tumban al piso. Durante el forcejeo, una chica fue empujada hacia la puerta de vidrio y se hirió en la cara severamente. Después del show, condujeron directamente hasta el Dallas Love Field donde los esperaba su avión para partir a las 11:08pm y llevarlos a un rancho en Missouri para descansar.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *