Los Beatles arman una fiesta (donde surge la idea para She Said…)

Eleanor Bron, que había protagonizado junto al grupo la película Help!, y los integrantes de The Byrds, visitaron a Los Beatles. Peter Fonda también se acercó justo cuando John estaba en un viaje de ácido.

John: “‘She Said She Said’ fue escrita después de un viaje en ácido en LA durante una pausa en nuestra gira, donde estábamos divirtiéndonos con The Byrds y un montón de chicas… Peter Fonda vino cuando estábamos en ácido y se paró cerca mío susurrando: ‘Yo se lo que es estar muerto’. Estaba describiendo un viaje en ácido que había tenido“.

Esa noche, el Director de Capital Records, Alan Livingstone, ofreció una fiesta al grupo durante la cual, les fueron entregados algunos premios. Entre los invitados estaban Edward G. Robinson, Jack Benny, Vince Edwards, Gene Barry, Richard Chamberlain, Jane Fonda, Rock Hudson, Groucho Marx, Dean Martin, Hayley y Juliet Mills y James Stuart. La fiesta finalizó con la proyección de “What’s New Pussycat” pero Paul y George se fueron antes de que finalizara la fiesta para ir a una sesión de grabación de The Byrds a tempranas horas de la mañana. The Byrds grabaron “The Times They Are A Changin”.

La rutina en Benedyct Canyon consistía en un desayuno a las 2:00 pm, tomar sol y bañarse en la pileta durante la tarde y una cena seguida de la proyección de las últimas películas que se habían estrenado. La casa tenía una magnífica vista a través del cañón y era el lugar perfecto para desconectarse.

Quizás emocionalmente debilitado por su consumo regular de drogas durante este período, John escribió una angustiada carta a su esposa, expresando su desilusión con su vida.

John: “Paso horas en camerinos y cosas, pensando en las veces que me he perdido de estar con Julian – jugando con él – sigo pensando en aquellas estúpidas veces cuándo leía periódicos llenos de sangre y otra mierda mientras él está en el cuarto con nosotros y he decidido que esto está equivocado TODO!… Iré ahora porque me siento mal pensando que parezco ser un bastardo irreflexivo – realmente tengo ganas de llorar – es tan estúpido – y me ahogo ahora mientras escribo – no sé qué es lo que pasa conmigo. Tengo muchos momentos de risas, pero en medio de las risas hay un gran vacío“.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *