Los Beatles conocen a Elvis Presley

Los Beatles parecían atrapados en su propia casa por lo que Paul se puso un disfraz y acompañado por uno de sus asistentes, Alf Bricknall, salió a pasear por los alrededores.

Esa noche conocieron a Elvis Presley en su casa en Perugia Way en Bel Air cerca del Country Club. Llegaron a las 11pm para encontrar a Elvis esperando sobre el umbral. Él los llevó por un enorme vestíbulo circular alumbrado con sus favoritas luces rojas y azules en una enorme sala de estar dominada por un enorme televisor color con el sonido apagado. Tony Barrow su agente de prensa, Brian Epstein y el Coronel Tom Parker estuvieron de pie juntos y miraron la reunión.

La atmósfera estaba afectada al principio, sin nadie diciendo nada hasta que Elvis dijo, “Si uds. van a sentarse aquí y mirarme fijamente a mí toda la noche, voy a acostarme“.

Esto rompió el hielo. Elvis trajo guitarras y él y Los Beatles tocaron juntos los discos de la colección de Elvis. Paul tocó el piano y la guitarra mientras Elvis tocó el bajo. Ellos encontraron que tenían cosas en común, hablando de los incidentes con los admiradores y los problemas de ser famosos. George le contó a Elvis como su avión se prendió fuego aterrizando en Portland y Elvis recordó un episodio similar cuando el motor de su avión falló en Atlanta.

Él dijo que normalmente le tomaba aproximadamente 28 días filmar una de sus películas lo que asombró a Los Beatles que pensaron que su programa de filmación de seis semanas había sido apresurada. John tuvo una metida de pata terrible preguntándole a Elvis, “¿Por qué no vuelve a grabar discos de rock and roll?“. A Elvis esto le significó que su carrera había caído profundamente pero más que discutir el caso, le echó la culpa a su carrera de actor: “Es mi programa de películas. ¡Es tan apretado! Aunque yo podría hacerlo pronto“… “¡Entonces lo compraremos!” le dijo John.

Mal Evans, Neil Aspinall y Alf Bicknell, sus ayudantes de gira, estaban también presentes durante la visita y estuvieron asombrados de encontrarse con que Elvis tenía diez asistentes, con sus mujeres, viviendo con él en la casa, mientras que Los Beatles se arreglaban con tres miembros del equipo de gira para ellos cuatro.

A los Beatles les pareció más tarde que Elvis había estado borracho o algo durante toda la reunión. La visita duró tres horas y ellos se marcharon un poco después de las dos de la mañana. Los Beatles recibieron cada uno un juego completo de los álbumes de Elvis, fundas de pistolas con cinturones de oro de cuero y una lámpara de mesa con forma de un vagón. Cuando Elvis los despidió, les dijo, “No se olviden de venir a verme otra vez en Memphis si ustedes están alguna vez en Tennessee”. Cuando la limusina de Los Beatles arrancó, John se dio vuelta a los demás y les preguntó, “¿Dónde está Elvis?” Más tarde dijo: “Se pareció a una reunión con Engelbert Humperdinck“.

Solo en ese momento, un fotógrafo pudo captar a los Beatles abandonando la mansión de Presley. No existen más documentos sobre este histórico encuentro.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *