Filmaciones para el clip de The Fool On The Hill

Un taxista recoge a Paul McCartney, Mal Evans y al camarógrafo Aubrey Dewar de su hotel en Niza a las 3:30 de la mañana.

“Simplemente le preguntamos al taxista local: “¿Dónde hay un buen lugar para ver el amanecer?” Niza fue bastante fácilmente accesible. Tenía un buen paisaje de montaña y pensé que podríamos tener un buen amanecer claro allí abajo. Era la época correcta del año. Todos subimos al taxi y condujimos a las montañas detrás de Niza. Nos tomó aproximadamente una hora y el amanecer ocurrió tras aproximadamente media hora. Desempacamos las cosas del maletero, cargamos la cámara, instalamos el trípode donde sabíamos que saldría el sol y esperamos en el frío helado. Tenía puesto un gran abrigo negro largo y solo esperamos hasta que saliera el sol. Y simplemente bailé y él lo filmó.

Improvisé todo el asunto. Yo dije: ‘Bien, ve allí: déjame bailar. Déjame saltar de esta roca a esta roca. Haz que salga mucho el sol. Haz una toma perfecta y déjame estar delante de ella. Tenía un pequeño cassette de Philips para imitar y obtener la sensación de la canción. No había claqueta porque no había sonido. Solo mi cassette. Le dije: “Después tendremos el sonido de “Fool on the Hill””. A veces estoy imitando, pero, por supuesto, debería estar sincronizado, para eso están las claquetas. No conocía estos pequeños tecnicismos, y tampoco estaba tan interesado en ser tan preciso.

Nos quedamos hasta que se puso el sol. A medida que avanzaba el día, la luz empeoró. Tenía que ser de día duro, así que obtuvimos menos material durante el día. Básicamente utilizamos todas las cosas del amanecer. Y eso fue todo. Fue muy espontáneo, como lo fue todo el Magical Mystery Tour. Más tarde, cuando tratamos de editarlo todo, fue muy difícil porque no lo había cantado para sincronizarlo.

Realmente no deberíamos haber tenido solo un camarógrafo, fue antisindical. Esa fue otra razón para ir a Francia. Los sindicatos no lo habrían permitido en Gran Bretaña, ni probablemente en Francia, pero no sabían lo que estábamos haciendo. Solo éramos nosotros cuatro; no había ninguno de estos grips, electrónico, gaffer, nada de eso. De hecho, nuestro mayor peligro era que la película no se ajustara a una sola regla sindical.”

Paul McCartney, Many Years From Now (Barry Miles)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *