La boutique de Apple cierra y los Beatles graban Hey Jude

Las tiendas Apple cierran definitivamente hoy día. En el caso de la tienda de la calle Baker, obsequiando toda su mercadería. La otra tienda de los Beatles, abierta en Mayo del 68′ y situada en 161 King’s Road, Chelsea, Londres, fue entregada a su manager, el diseñador australiano John Crittle.

Esa mañana, fanáticos histéricos por un souvenir gratis (no solo productos sino también pedazos de la tienda, en especial la alfombra) arrasaron con todo lo que pudieron en la calle Baker.

Ringo: “Entramos la noche anterior y nos llevamos todo lo que quisimos. Teníamos demasiadas camisetas y chaquetas – nos llevamos mucho de lo que había. No fue una rebaja, simplemente lo regalamos, y esa fue la mejor idea. AL final, por supuesto, la gente llegaba con carretillas. Fue tonto, pero habíamos querido abrir una tienda y vestir a todos como nosotros.

John (1972): “Al día siguiente estábamos mirando y habían cientos de chicos entrando y sacando cosas gratis. Fue genial. Por supuesto, Derek y los demás lo odiaron pero también ocurrió que yo estaba a cargo de la oficina en ese momento, así que estaba bajo control. Paul me había llamado un día y me dijo “Me estoy yendo, te quedas a cargo”, así de estúpido fue.

Paul McCartney escribió una nota de prensa, explicando los motivos para cerrar la tienda:

We decided to close down our Baker Street shop yesterday and instead of putting up a sign saying, ‘Business will be resumed as soon as possible’, and then auction off the goods, we decided to give them away. The shops were doing fine and making a nice profit on turnover. So far, the biggest loss is in giving the things away, but we did that deliberately. We’re giving them away – rather than selling them to barrow boys – because we wanted to give rather than sell.

We came into shops by the tradesman’s entrance but we’re leaving by the front door. Originally, the shops were intended to be something else, but they just became like all the boutiques in London. They just weren’t our thingy. The staff will get three weeks’ pay but if they wish they’ll be absorbed into the rest of Apple. Everyone will be cared for. The Kings Road shop, which is known as Apple Tailoring, isn’t going to be part of Apple anymore but it isn’t closing down and we are leaving our investment there because we have a moral and personal obligation to our partner John Crittle, who is now in sole control. All that’s happened is that we’ve closed our shop in which we feel we shouldn’t, in the first place, have been involved.

Our main business is entertainment – communication. Apple is mainly concerned with fun, not with frocks. We want to devote all our energies to records, films and our electronics adventures. We had to re-focus. We had to zoom in on what we really enjoy, and we enjoy being alive, and we enjoy being Beatles.

Mientras, tras ver las imágenes de lo que ocurría en la tienda Apple, a las 2 de la tarde, los Beatles continúan con sus trabajos en los estudios Trident de #17 St Anne’s Court, Soho, con George Martin como productor y Barry Sheffield como ingeniero tras dos días de tomas y ensayos, para grabar el tema Hey Jude.

En este nuevo estudio ya se utiliza una consola de 8 canales, lo que facilita a los Beatles la exploración de la nueva tecnología: 4 tomas de ritmo con Paul en el piano y voz, Lennon en la acústica, George en la eléctrica y Ringo en la batería, para quedarse con la toma 1 de la canción, a la que luego le añadirían los doblajes respectivos.

Paul: “Hay una historia impresionante sobre las grabaciones de esta. Estábamos en los estudios Trident en Soho y Ringo se fue al baño sin que me diera cuenta. El baño estaba muy cerca al cubículo de la batería, pero había pasado atrás mío y yo pensaba que él seguía ahí. Empecé la toma que sería la final y “Hey Jude” dura horas antes que tenga que entrar la batería, y mientras estaba tocándola, de repente sentí que Ringo pasó de puntitas atrás mío rápidamente, tratando de llegar a su batería. Y apenas llegó, boom boom boom, su precisión fue absolutamente impecable. Así que pienso, cuando esas cosas suceden, que te ríes un poco y una bombilla de luz se apaga en tu cabeza y piensas “Esta es la toma!” y le pones un poco más de magia al tema. Piensas “Oh mierda! Esta tiene que ser la toma, lo que acaba de suceder es tan mágico!” así que hicimos eso y obtuvimos una muy buena grabación“.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *