Nueva sesión judicial por el plagio de “My Sweet Lord”

George Harrison sigue siendo culpable de “plagio subconsciente” del tema de 1963 de Chiffons, “He’s So Fine”, tema escrito por el compositor Ronnie Mack.

Durante el testimonio, George sostiene que nunca pensó en plagiar “He’s So Fine” y que más bien el tema que tenía realmente en la cabeza cuando compuso My Sweet Lord era “Oh Happy Day” de Edwin Hawkins Singers, lanzada en julio de aquel año. La canción fue escrita durante diciembre de 1969 en la gira de Delaney y Bonnie con Eric Clapton.

Una nueva audiencia se llevará a cabo el 8 de noviembre.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *