Posesión de marihuana termina con la gira japonesa de los Wings

Paul es interrogado durante 6 horas por varios agentes. Se encuentra acompañado del abogado japonés Tasuko Matsuo. Les dice ke la marihuana ke introdujo a Japón el día anterior era para su consumo personal y ke su intención era fumársela durante sus presentaciones. Concluye diciendo: “Es menos tóxica que el alcohol“. Después del interrogatorio, ke se llevó a cabo en inglés, los agentes de narcóticos intentan llevar a Paul al centro de detención donde pasó la noche. El plan fracasa cuando 200 fans de Paul ke gritan su nombre al mismo tiempo, impiden su paso, forzando a Paul y a los agentes a regresarse al edificio. La policía antimotines y los bomberos llegan al lugar.
Paul pasa su segunda noche solo en su celda del centro de detención. Los agentes de narcóticos se rehusan a comentar si Paul será juzgado en el distrito público de Tokio o si será deportado. Mientras tanto, los oficiales del Ministerio de Justicia no excluyen la posibilidad de deportar a Paul porque, en su opinión: “Él no había aterrizado legalmente cuando fue arrestado“. Admiten, sin embargo, que si fuera juzgado, Paul encararía una sentencia de hasta 7 años bajo las leyes de narcóticos japonesas.

Como se esperaba, la gira de 11 fechas es cancelada por los decepcionados promotores. Los conciertos hubieran sido en la sala de conciertos Budo Khan, Tokio (lunes 21 de enero a jueves 24 de enero), Aichi-Ken, Taiiku-Kan, Nagoya (viernes 25 de enero y sábado 26 de enero), Festival Hall, Osake (lunes 28 de enero), Osaka Furitsu-Kan, Osaka (jueves 29 de enero), Budo Kan Hall, Tokio (del jueves 31 de enero al sábado 2 de febrero).

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *