La situación de McCartney se complica en Tokio

La corte distrital de Tokio concede una petición de la oficina del fiscal de retener a Paul 10 días más para llevar a cabo más interrogatorios. También anuncian que si no se llega a una decisión de liberarlo o acusarlo de posesión de marihuana en este tiempo, podría permanecer otros 10 días más en la cárcel. Los diarios japoneses sugieren que será expulsado del país sin cargos judiciales en su contra. Los agentes japoneses de Paul también anuncian hoy que “un equivalente de $1.8 millones (800 mil libras) será regresado a los que cuenten con los boletos del concierto“.

Mientras tanto, los agentes en el centro de detención en donde se encuentra Paul le dicen a los reporteros: “Durmió bien pero está preocupado por su esposa Linda y sus cuatro hijos“. Concluyen diciendo: “Su esposa también será interrogada“. Rechazan la petición de Paul de una guitarra.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *