George Harrison y Ravi Shankar son entrevistados en VH1

George Harrison y Ravi Shankar acuden a los estudios de VH1 a promocionar el álbum “Chants of India”, donde son entrevistados por un entusiasmado John Fugelsang. George Harrison había ido con la intención de estar unos minutos en el set, pero terminó quedándose por una hora e incluso interpretando algunos temas en vivo, muchos de los cuales nunca habían sido escuchados, como “Any Road” -aún con la letra incompleta- que años más tarde aparecería en su álbum póstumo “Brainwashed”.

Al inicio, en la visita sólo estaban presentes Fugelsang, Harrison, Ravi Shankaar y su esposa. Pero como el programa se prolongó, al término de este, varios ejecutivos como Rick Rubin y Timothy White de la revista Billboard se habían corrido la voz y aparecido en el estudio para presenciar lo que, sin saber, era la última presentación en vivo de George Harrison.

John Fugelsang en 2013: “Nos dijeron “George Harrison y Ravi Shankar vendrán”. George acababa de producir “Chants of India” y vendrían a presentar apenas 10 minutos del sonido y luego se irían. Yo era el más grande fanático de George Harrison en el mundo. Fui criado católico, mis padres son ambos ex-clero, así que fui criado católico, y admiraba el modo en que usó su fe. Muchos católicos que conocía habían casi deshechado su fe y se volvieron ateos. George la usó como un trampolín para explorar su fe más y más profunda y ampliamente… así que yo quería hablar de dios, de la meditación, de lo que sucede cuando mueres, del alma… y todo el rato el productor en mi oído decía “Hazlo hablar sobre John Lennon!” lo que, tú sabes, a George no le gustaba tanto hablar de los Beatles. Así que hablamos sobre todas sus cosas que frustraban a mis productores, pero cogió una guitarra y tocó cuatro canciones que nunca habían sido tocadas antes, y terminó siendo la última vez que tocó en público.

Ahora, yo era un terrible entrevistador. Era muy joven, estaba conociendo a mi ídolo, hacía bromas fuera de lugar, lo interrumpía, tartamudeaba y no podía callarme… y él tuvo paciencia, me siguió la corriente. creo que era mi falta de protocolos lo que lo hizo disfrutar la experiencia, realmente. Y el hecho de que yo sabía sobre las cosas de las que él hablaba. Creo que hay un hambre espiritual y creo que la gente está realmente cansada de ese enfoque bidimensional en la religión que le dan la mayoría de los medios. Así que estoy orgulloso de haber contribuido en una pequeña parte a un diálogo que estuvo en un medio muy popular pero sobre temas tan profundos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *