George es dado de alta tras el ataque sufrido en su mansión

George es dado de alta del hospital y se le permite volver a su casa de Friar Park después del ataque que le provocó algunas heridas. Él deja el Hospital Harefield en Londres esta tarde. Solicita que el hospital no de noticias hasta el día siguiente. Un portavoz del hospital dice el domingo 2 de enero: “George se ha ido a casa con su familia y se esperan ke tenga una plena recuperación. El viernes dijimos que George improbablemente estaría apto para dejar el hospital hasta el domingo, pero, como se pensaba, estaba bastante bien después de una serie de chequeos. Fue dado de alta anoche después de una evaluación de su salud. Estaba encantado de irse a casa“.

Un reportero pregunta al portavoz si George había celebrado el comienzo del nuevo milenio en la medianoche del viernes. El portavoz brevemente contesta: “Los hospitales son sitios bastante aburridos“.

El primer visitante de George en Friar Park es su buen amigo, la estrella de Monty Python, Eric Idle, ke anuncia: “está mucho mejor“. Poco después Eric dirá el National Post en Canadá: “Él se recupera y esto fue un ataque monstruoso. Cuándo el juicio comience en Inglaterra, se verá lo repugnante que era, mucho peor que lo relatado! Por una vez en la vida, no fue promocionado“.

Los diarios revelan que George está siendo cuidado bajo una guardia de 24 horas por dos hombres ex-SAS, que trabajan 12 horas cada uno y están siendo pagados £1,000 por día. Un poco después, Geoge tomará vacaciones con su familia y su amigo cercano, Joe Brown, en Irlanda y luego Barbados, donde se quedan en una casa de £ 30,000 de alquiler semanal.

Joe Brown le dice el Daily Mail: “Estaba sentado en casa, el teléfono sonó y George me pidió ir a Barbados con él. Era totalmente inesperado, pero estuve contento“. Añade: “Él ha tenido una experiencia muy repugnante y no necesita toda esta molestia. El atake fue mucho peor que lo que la gente comprendió. George luchó con el hombre durante casi veinte minutos antes de que la ayuda llegara“.

Un espectador en Barbados remarca: “George se alejó un millón de millas de distancia de la persona preocupada de hace tres semanas. Él está claramente feliz y relajado. Se siente mucho mejor y está en camino a su recuperación. Tiene una imagen saludable y no se le puede ver más la cicatriz.”

George, seguido de cerca por sus guardias ex-SAS, es visto tomando mucho tiempo caminando alrededor de los jardines de la isla y disfrutar de un banquete de comida tropical con su familia por la noche.

El atacante de George, el ciudadano de Liverpool, Michael Abram, de 33 años es detenido conforme al Acto de Salud mental y debe hacer su presentación en el tribunal el viernes 11 de febrero.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *