Robert Freeman responde preguntas de beatlemaniáticos españoles

Retratos, escenas en el estudio de grabación y en la calle, así como fotografías artísticas, componen el conjunto de imágenes que Robert Freeman ha seleccionado personalmente para la exposición John Lennon by Robert Freeman, que puede visitarse hasta el próximo domingo en el Centre Cultural Tívoli de Burjassot. Violeta Camarasa, Valencia.

Ayer los seguidores de la mítica banda pudieron ver en persona al fotógrafo responsable de las siete primeras portadas de los Beatles, hacerle preguntas y pedirle autógrafos.

Todo lo que trata sobre Lennon es más o menos polémico, porque a veces podía ser agresivo, pero los medios de comunicación a menudo no reflejan fielmente su carácter», señaló ayer Freeman durante la presentación de la muestra.

A mí me gustaba su sentido del humor y supongo que como artistas nos respetábamos mutuamente.

Freeman, reputado fotógrafo musical, fue una persona muy cercana a la mítica banda del 1963 al 1966, época en la que vivía en un piso debajo del de Lennon, en Emperor Gate. Eran los tiempos del apogeo de la beatlemanía, de las y los seguidores del grupo persiguiendo a los músicos por las calles, y el fotógrafo se ocupó de dejar constancia de todas aquellas vivencias.

El éxito del trabajo de Freeman en los libros His own write y A Spaniard in the Works, le llevó a realizar retratos especiales de Lennon para revistas británicas y americanas. Algunos de ellos, como el del cantante con un oso panda en su dormitorio japonés o el que lo muestra con un tulipán entre los dientes, pueden verse en la exposición.

En el espacio de tres años, John pasó de ser un estudiante de arte rebelde a ser un roquero millonario, lo que supuso una especie de ajuste de personalidad“, narró el fotógrafo y autor del libro The Beatles: A Private View.

John era el opuesto a Paul, el que aportaba humor y excentricidad a las actuaciones de los Beatles. George siempre miraba hacia otro lado, y Ringo era el sol.

Sin embargo, en aquellos años el artista estuvo más vinculado a John que a los otros Beatles. “A veces estaba ansioso y me llamaba para que subiera a su casa y le ayudara“, explicó. Más tarde, tal y como narra Freeman en su libro, “a pesar de los lujos evidentes, a mediados de 1965, John se sentía frustrado y retirado. Bebía mucho y comenzó a ganar peso“.

Para finalizar, Freeman quiso destacar que, a pesar de su importancia, “los Beatles han eclipsado un movimiento musical muy rico en el Londres de la época“.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *