Finca for sale: Compran ex valle donde vacacionaba McCartney

Linda en su finca de MallorcaUn financiero condenado a tres años de cárcel por estafa adquiere Moncaire, uno de los predios más emblemáticos de la Tramuntana. Ocupa un valle entero y tiene casa de 1.500m2 con viña, piscina y pistas de tenis

FORNALUTX.- Un paradisíaco y remoto valle de 350 hectáreas a los pies del Puig Major. Dominado por un casal de unos 1.500 metros cuadrados. Piscina. Jardines. Viña. Pistas de tenis y casona para invitados. Alberto Cortina y Elena Cué ya tienen predio en Mallorca: Moncaire, la mítica finca en la que descansaba Paul McCartney, Marie-Chantal Miller o el propio Aga Khan.

La cifra exacta que ha pagado el controvertido financiero madrileño por la propiedad es uno de los secretos mejor guardados de la Isla. Aunque se estima que el traspaso ronda los 17 millones de euros. En torno a 3.000 millones de las antiguas pesetas, cifra que no dista mucho de la que se pedía cuando se puso a la venta hace algo más de un año.

La hermética operación de compraventa, en la que han participado varias inmobiliarias especializadas en propiedades de lujo, se selló el pasado lunes. El propio Cortina ha sido visto recientemente en Sóller, cenando y departiendo en un conocido restaurante local. Llevaba tiempo buscando finca en Mallorca. Incluso estuvo cerca de adquirir otros predios de montaña. Los estuvo visitando de la mano de expertos corredores de fincas mallorquines. Pidió precios y estudió posibilidades notablemente más baratas. Pero ya se había enamorado de Moncaire. Pese al precio.

La familia Harari, una acaudalada saga con residencia permanente en Londres y vinculada a potentes inversiones, entre ellas el más selecto mecenazgo artístico a través de la fundación Harari & Johns próxima a la elitista casa de subastas Christie’s, llevaba bastante tiempo planeando deshacerse de la propiedad. Escuchando ofertas sin suerte. Hasta que llegó el madrileño.

El de Moncaire es uno de los valles con más magnetismo de Fornalutx. Y de toda Mallorca. Quinientas treinta cuarteradas que últimamente los ingleses alquilaban por tarifas sólo al alcance de la jet set . Fuentes del sector inmobiliario cifran el modesto alquiler en 100.000 euros mensuales. Más de 3.000 euros diarios.

Pero la casa no se alquilará más. Ni este verano ni los sucesivos. Los empleados de la finca (payeses, cocineros y jardineros) ya han sido informados que van a cambiar de jefe. Eso sí, el propio Cortina ha asegurado al personal, la mayoría residente en Sóller o Fornalutx, que seguirá contando con ellos para todos los trabajos de la finca. Agrarios y de servicio.

El nuevo propietario de Moncaire tiene un historial sobradamente conocido. Tanto íntimo como público. Es hijo de un ministro franquista, estuvo casado con Alicia Koplowitz, una de las mujeres más ricas de España. Y como empresario protagonizó uno de los mayores escándalos urbanísticos de la democracia española: el caso Urbanor . Una trama de irregularidades financieras para impulsar la urbanización del solar donde ahora se levantan las madrileñas torres KIO. Cortina era por entonces presidente del Banco Zaragozano, donde llegó tras salir de FCC.

El 14 de marzo de 2003 fue condenado por el Tribunal Superior de Justicia a tres años y cuatro meses de prisión. Resolución que nunca se ha aplicado ya que sigue pendiente del pronunciamiento del Tribunal Constitucional.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *