[El Comercio] Se Cumplen 40 Años de Strawberry Fields

“EL 3 DE FEBRERO DE 1967 SE LLEVÓ A CABO LA PRIMERA EMISIÓN RADIAL DE LA INMORTAL CANCIÓN DE LOS BEATLES. EL TEMA, ESCRITO POR JOHN LENNON, MARCÓ EL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA EN LA TRAYECTORIA DE LA BANDA INGLESA, ASÍ COMO EL FIN DE UNA ÉPOCA PARA LA MÚSICA POP”.

“Strawberry Fields Forever”, conocida canción de Los Beatles, que hoy conmemora 40 años de su primera emisión radial, no solo marca el inicio de una nueva etapa en la trayectoria musical de los cuatro de Liverpool, sino que también señala el fin de una época en la historia de la música Pop.

A comienzos de 1967, tanto en Estados Unidos como en Inglaterra, los más importantes compositores de rock seguían basando sus canciones en tópicos juveniles. En California, por ejemplo, el rock ácido y la subcultura de la droga que se generó a su alrededor provocaron la aparición de un puñado de conjuntos, liderados por Greatful Dead y Jefferson Airplane, que escribieron sus canciones desde la perspectiva del joven norteamericano liberal que busca separarse de la ideología conservadora impuesta por la generación precedente.

En Inglaterra, las bandas de la invasión británica, siempre unificada en su amor por la música negra proveniente de Chicago, desarrollaron también una música en la que los jóvenes se enfrentaban a los célibes valores victorianos con guitarras infinitamente ruidosas y letras de descarada y explícita sexualidad. Basta escuchar los discos que los Rolling Stones, los Yardbirds y los Who hicieron en ésta época para notar claramente esa tendencia.

Ahora bien, lo que John Lennon y Los Beatles hicieron con “Strawberry Fields Forever” fue abrir una nueva perspectiva, nunca antes explorada, para escribir y ejecutar canciones de rock, que cambiaría ésta música para siempre. La diferencia, em primer lugar, está en la letra, en la que un hombre invita a descender al campo de fresas eterno. Luego está la forma en que es interpretada: la voz de Lennon, a diferencia de las de sus contemporáneos, suena aletargada, sin urgencia, sin deseo, como si él hubiese decidido tomar una siesta luego de muchos años, boca arriba, bajo el sol, sobre el campo de fresas, quizá, como dice el título de la canción, por siempre.

Ahora sabemos que él tema habla de la niñez de Lennon en Liverpool, donde existía un manicomio llamado Strawberry Fields. En todo caso, lo que no deja de sorprender es que un cantante rock como a Lennon le gustaba verse, anhelara un viaje hacia una suerte de sueño eterno, y que lo hiciera con la voz cansada de un viejo, un tono que los jóvenes de su generación buscaban evitar a toda costa. Pero a Lennon le gustaba contradecir a todo el mundo. Y fué así, siguiendo su propio camino, que escribió un nuevo capítulo de la música Pop.

Francisco Melgar. Diario El Comercio de Lima – Perú, Sábado 3 de Febrero de 2007

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *