[El Comercio] Macca Sorprende al Mundo

“El Comercio”, Domingo 17 de Junio de 2007, Sección C-12 Música

MACCA SORPRENDE AL MUNDO

El año pasado armó un gran revuelo por su cumpleaños 64: por fin Paul McCartney podría decirle al mundo qué sentiría “cuando tenga 64″ (el tema de marras, incluido en el Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”, atravesó el tiempo y casi como pestañeando colocó a su autor en esa fecha que parecía tan lejana e improbable).

Mañana Macca cumple 65. Y lejos de arrastrar los huesos como un hombre que roza la tercera edad, nos sorprende con un nuevo disco que a la fecha, a escasos días de su lanzamiento, corrió como un gamo, cuesta arriba, pasó por los palos y trepó directamente al tercer lugar de los rankings de álbumes.

El título de la obra es “Memory Almost Full” y -según los especialistas en números, récords y similares- se convierte en la producción del ex-Beatle que mejores resultados ha alcanzado en la última década, incluso por encima del exitoso “Flaming Pie” (1997) y del alabado “Chaos and Creation in the Backyard” (2005).

“Memoru Almost Full” llegó a las vitrinas de Estados Unidos el jueves pasado y vendió 160,451 copias, es decir, incrementó en un 33% las cifras logradas por “Flaming Pie” diez años atrás. “Chaos and Creation…” vendió 92,000 copias en su primer día en escaparates.

Lo nuevo de McCartney significa también el primer lanzamiento que realiza con el sello Hear Music, flamante discográfica lanzada por Starbucks en sociedad con el grupo privado especializado en jazz, Concord Music Group.

O bien la estrategia de Starbucks es implacable (el lunes pasado, día del lanzamiento mundial, puso el disco TODO EL DÍA en más de 10,000 tiendas en el mundo), o bien el viejo Paul no ha perdido la luz. A pesar de que muchos aún consideran que Macca simboliza el flanco más accesible de Los Beatles, no puede negarse que como solista manejó una carrera interesante (sin dejar de ser accesible y, por lo mismo, con una enorme popularidad mediática en los bolsillos), con trabajos para nada despreciables, como “Ram” (1971), “Red Rose Speedway” (1973, “Band on the Run” (1973) y “Venus and Mars” (1975).

Si tomamos como referentes lo hecho en trabajos como los mencionados “Flaming Pie” o “Chaos and Creation”…”, nada nos impediría pensar que McCartney no se ha oxidado, que conserva una lucidez envidiable para producir melodías que sí suenan bien, que tal vez no nos golpean el rostro con un impacto súbito, pero que sí se dejan escuchar, con la plena seguridad de que nos arrancará, el menos, un gesto de asentimiento: Macca sabe cómo llegar con facilidad. Lo confirmaremos cuando escuchemos el nuevo disco.
(Rafo Valdizán)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *