Sundance Channel produce una serie sobre los estudios Abbey Road

Las grandes puertas del estudio dos se abren, y allí está: el gran santuario interior de techos altos. Un silencio perpetuo se asienta sobre los ladrillos y bafles sorprendentemente familiares. Es el tipo de silencio reverente otorgado a un museo, pero tanto como Abbey Road se celebra en la historia del pop (el cariñoso graffiti en la pared fuera de pistas de la devoción constante), también es un estudio de grabación activo y muy ocupado 37 años después de que los Beatles dejaron de grabar allí.

La calidad del sonido es increíble“, dice el guía de turismo ad hoc Michael Gleason, coproductor de “Live From Abbey Road”, una nueva serie de música ambientada en el sagrado estudio que comienza hoy en Sundance Channel. Hoy se emite el primer episodio, protagonizado por John Mayer, que también incluye actuaciones de Richard Ashcroft y Norah Jones. Cada episodio también incluye algunas imágenes vintage de un pasado destacado de Abbey Road.

Estados Unidos será la última audiencia nacional de “Live From Abbey Road”, que comenzó a mostrarse en Inglaterra, luego en Japón y Australia. Gleason se muestra entusiasmado con el entorno, a pesar de haber grabado más de 30 artistas allí para la serie de 12 episodios.

¡Ciento noventa canciones de los Beatles grabadas aquí!“, Dice, y luego, señalando a una persona maltratada en la esquina, agrega: “¡Ahí está el piano ‘Lady Madonna’!“… Luego, señalando un micrófono vintage en un soporte: “Ahí está lo que llamamos el micrófono Lennon“.

No ha sido difícil conseguir actos para la nueva serie de música. “Para los músicos, es el Santo Grial“, dice Gleason. “Es como jugadores de tenis en su primera vez en Wimbledon. Besan en el suelo“.

Sucedió cuando el grupo Gnarls Barkley visitó para jugar en la serie. “Cee-Lo literalmente se arrastró por los escalones de la entrada“, dice Gleason.

La historia del estudio incluye más que la producción de los Beatles, la grabación de “Dark Side of the Moon” de Pink Floyd y una línea de clásicos del rock. Antes de eso, había música clásica real.

Inaugurado hace 75 años como EMI Studios, fue construido lo suficientemente grande para orquestas. Una imagen en la pared de la primera presentación en noviembre de 1931 muestra al compositor Sir Edward Elgar a punto de conducir en el gran edificio art déco, George Bernard Shaw, de pie cerca.

La historia del productor George Martin data de 1950, cuando grabó principalmente comedias y obras de teatro con actores como Peter Sellers y Peter Ustinov.

Cliff Richard and the Shadows comenzó a cortar los primeros discos de rock ‘n’ roll allí a principios de los ’60; Los Beatles comenzaron a grabar allí en 1962 y continuarían grabando la mayoría de sus álbumes allí hasta su separación en 1970.

“Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band” hace 40 años revolucionó la grabación, moviendo rápidamente el anticuado proceso de cuatro pistas a ocho, 16 y 24 pistas de mejor calidad en poco tiempo.

Los Beatles dejaron su verdadera huella en la historia del estudio al nombrar su álbum de 1969 “Abbey Road”, con su famosa portada representando a la banda que cruzaba la calle cercana.

Un sinnúmero de fanáticos hicieron el mismo viaje al otro lado de la calle para tomar fotos y miraron el estudio. Pero a diferencia de otra de las mecas de grabación y estudio de rock, Sun Studios en Memphis, Tennessee, nunca ha estado abierta para giras públicas.

En la década de 1980, se convirtió en un sitio importante para las grabaciones orquestales de bandas sonoras de películas, comenzando con “Raiders of the Lost Ark” y continuando con la trilogía “El señor de los anillos” y el aún por estrenarse “Harry Potter y el Orden de Phoenix “.

Cuando Gleason se detuvo en el jardín del estudio para una entrevista, la grabación estaba en progreso para el score de la fantasía de finales de verano “Stardust”.

Y los Beatles supervivientes aún aparecen en su antiguo patio de juegos creativo. “Los ves“, dice Gleason.

El nuevo “Memory Almost Full” de Paul McCartney, lanzado este mes, fue grabado en parte allí.

“Live From Abbey Road” no tiene audiencia. Es un poco sorprendente cuando las canciones terminan en el silencio del estudio. “La idea es capturar músicos de una manera en que la gente nunca los haya visto. Y están obteniendo un gran rendimiento“, dice Gleason. “Ellos piensan: ‘Estoy en Abbey Road, ¿cuántas oportunidades tendremos de estar aquí?‘”.

El coproductor Peter Van Hooke, un ex baterista de Van Morrison y Mike and the Mechanics, se asegura de que la calidad del sonido sea de primer nivel, una rareza en la televisión, donde las bandas corren más comúnmente en el escenario y luego se apagan durante los minutos finales. los programas nocturnos de conversación.

Solo algunos de los artistas en el programa han aprovechado la atmósfera al cubrir una canción de los Beatles, dice Gleason. LeAnn Rimes cantó “Yesterday”, y los Gipsy Kings cantaron “Hey Jude” en español. Red Hot Chili Peppers tocó “Come Together”, aunque no es parte de su episodio que se emitirá el 28 de junio.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *