El tour pacifista del piano de John Lennon

Imagina un mundo en el que toda la gente viviera en paz. Puedes pensar que soy un soñador, pero no soy el único. Espero que algún día te unas a mí“. John Lennon escribió la letra de su célebre Imagine en un sencillo piano de pared Steinway color caoba en 1971 (no en el piano blanco de la portada de aquel disco). Y ahora, el cantante George Michael, quien adquirió hace siete años en una subasta ese objeto de memorabilia pop, valorado en 12 millones de dólares, ha decidido propagar el mensaje de Lennon con una iniciativa pacifista protagonizada por el simbólico instrumento.

Desde hace cuatro meses, el piano recorre los puntos negros de la geografía estadounidense en los que a lo largo de la historia se produjo algún tipo de acto violento: desde la Dealy Plaza de Dallas, donde fue asesinado el presidente JFK en 1963, hasta el antiguo Lorraine Hotel de Memphis, en el que falleció Martin Luther King cinco años después. También ha visitado Nueva Orleans, epicentro del huracán Katrina, y Waco, donde 80 miembros de la secta de los davidianos fallecieron pasto de las llamas tras casi dos meses de sitio policial. Y en un intento por llamar la atención sobre la violencia de Estado, el piano viajó hasta la cárcel de Huntsville, en Tejas, el día en que un reo iba a ser ejecutado.

El piano aparece silenciosamente en cada uno de los lugares incluidos en el llamado The Piano Magic Peace Project. Es descargado por un grupo de obreros con guantes blancos que lo depositan en las escenas del crimen, y allí permanece hasta que se le toma una foto que formará parte de un libro y un vídeo.

George Michael no viaja con el piano: ha preferido mantenerse en un segundo plano para que el instrumento sea el único protagonista. La gente puede acercarse hasta él e incluso tocarlo, como hizo la joven Lori Blanc, estudiante de la Universidad Virginia Tech de Blacksburg (Virginia), donde el pasado abril 32 estudiantes fueron asesinados a manos de un alumno que se suicidó tras la masacre. “Ha sido simbólico y me ha hecho bien“, declaró al diario The Wall Street Journal tras tocar el instrumento durante más de una hora.

La idea del tour surgió tras exponer el piano en 2006 en una muestra de fotografía de guerra en la Goss Gallery de Dallas, propiedad de Kenny Goss, pareja de George Michael. El contraste entre las fotos y el simbolismo del piano les dio pie a crear el tour.

No podía faltar la visita a la zona cero de Nueva York, que está prevista en septiembre para el aniversario de los atentados contra las Torres Gemelas, donde murieron casi 3.000 personas.

Después, el piano visitará Londres, escenario de los atentados terroristas de 2004, y se cerrará con la visita al edificio Dakota de Nueva York el 8 de diciembre, en conmemoración del asesinato de John Lennon, quien murió de un disparo a las puertas de aquel edificio en 1980. George Michael no le ha pedido permiso a Yoko Ono. Pero no importa. Los millones de fans de Lennon seguro que sí dan su aprobación.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *