Mick Jagger: “Los Beatles no siempre se portaron bien con todos”

Con su característica voz y un catálogo de canciones que incluye temas considerados clásicos de la música rock, Mick Jagger ha conseguido permanecer durante cinco décadas como una de las más grandes estrellas del panorama musical mundial. Ahora, y coincidiendo con el lanzamiento de un CD recopilatorio de sus grandes éxitos, el cantante de los legendarios Rolling Stones ha mantenido una entrevista a través de internet con sus fans de todo el mundo.

¿Qué criterio utilizó para seleccionar las canciones del disco ‘Lo mejor de Mick Jagger’?

-Puse mis canciones en un ordenador y las escuché todas. Después, en un papel, las clasifiqué como “buenas”, “malas”, y “horribles” y me quedé con las buenas.

¿Piensa hacer una gira en solitario?

-Acabo de terminar dos años de gira y ahora estoy descansando. Por eso ahora no lo veo probable.

¿Es el Mick Jagger que vemos en escena la persona real o se trata de una caricatura desarrollada a lo largo de los años en base a lo que el público espera de usted?

-¡Qué pregunta más cínica! Un personaje, quizás. O diferentes personajes dentro de otros personajes, porqué hay que hacerse el triste, el feliz, el cínico… depende de la canción que estés tocando. Es un poco como actuar. Creo que el personaje que toca frente a 50.000 espectadores es algo diferente al que está hoy hablando en esta entrevista o al que está preparando el desayuno para sus hijos. Obviamente, es diferente estar en casa que sobre un escenario.

¿Cuál de los temas clásicos de los Rolling Stones está ya cansado de tocar?

-No estoy cansado de ninguno de ellos. Me gustan todos por igual, son como mis hijos.

¿Qué hace en su tiempo libre, cuando no está de gira con los Rolling Stones? ¿Como es un día normal para usted?

-Lo mismo que todo el mundo. Me levanto lo más tarde que puedo, desayuno lo más tarde posible, voy un rato al gimnasio, paseo, leo un libro. Un día de vacaciones de verdad, como un domingo, voy a comer con mis hijos. Salgo a bailar. Eso es todo.

¿Cree usted que se merece el título de Caballero?

-No creo que deba preocuparme si lo merezco o no. Se trata de si te lo dan, o no. “Mi querida Majestad, por favor acepte que le devuelva mi título de Caballero porque realmente no me lo merezco”. No creo que nadie haga eso. Está muy bien tenerlo.

¿Qué bandas modernas escucha y cuáles cree usted que tendrán una carrera tan larga como la de los Rolling Stones?

-Me gustan Kings of Leon, Green Day… pero no se si alguna de esas bandas va a durar para siempre, porque no sé si realmente es eso lo que quieren. Quizás tan sólo quieran ser músicos. No todo el mundo quiere permanecer en un grupo.

¿Canta usted en la ducha?

-Claro, siempre, pero normalmente no canto mis canciones. Lo que pasa en la ducha es que nunca sabes lo que vas a cantar. Puede ser algo que escuchaste en la radio o algo antiguo.

En una entrevista declaró que reza antes de una actuación, ¿lo hace realmente?

-Creo que eso fue una broma, aunque sí hay gente que reza antes de actuar. Pero no se me ocurre una banda menos dada a rezar antes de una actuación que los Rolling Stones. Quizás nos tomemos un trago, pero es poco probable que recemos.

¿Qué guarda en su mp3?

-Ocho gigas con todo tipo de música. Me compré uno nuevo hace unos días. Tengo de todo en mi reproductor. Todo tipo de música. Cuando te bajas música de internet, las canciones se clasifican de manera extraña. El otro día encontré a Bing Crosby bajo la categoría ‘músicas del mundo’. Toda la música india la tengo en esa categoría, así que si pongo el modo de reproducción aleatoria escucho a Bing Crosby.

¿Cómo se siente formando parte de los libros de Historia?

-Tengo una hija que estudia y que tiene un libro en el que salgo yo. Ella es mucho más tradicional y está más interesada en las causas de la I Guerra Mundial. Supongo que la música pop fue muy importante en los años 60, quizás demasiado. Era uno de los elementos de la cultura popular. Fue un momento histórico interesante.

¿Cómo se llevaban los Rolling Stones con los Beatles?

-Muy bien. Por supuesto que había mucha competencia entre nosotros, pero los Beatles eran mucho más populares y empezaron antes que nosotros. Eran inmensamente conocidos y desde entonces no ha habido una banda tan importante. Pero nos llevamos muy bien con ellos y nos fueron muy útiles. Nos dieron una canción que fue uno de nuestros primeros temas en el Top 10 en Inglaterra. Era muy fácil llevarse bien con ellos. Pero no siempre se portaron bien con todo el mundo.

¿Tiene previsto acabar pronto con los Rolling Stones? ¿Se tomará un descanso u opina, como Keith Richards, que “la única manera de dejarlo será en un ataúd”?

-No lo sé. No soy adivino. Estoy seguro de que los Rolling Stones harán más cosas, más discos y más giras. No tenemos ninguna intención de parar. Nunca se sabe lo que puede pasar pero, por lo que a mí respecta, estoy seguro de que continuaremos.

Si tuviese una máquina del tiempo, ¿con qué personaje de la historia de la música le gustaría poder cantar?

-Quizás con los castrati. Recuerdo haber visto hace poco en televisión un programa que intentaba recrear la manera de cantar de los castrati. Pero no podían mostrar cómo sonaban estos chicos, así que viajando en el tiempo iría a la Venecia del siglo XVIII y escucharía su forma de cantar.

Después de todos estos años, ¿se pone usted nervioso alguna vez sobre un escenario?

-No, no nos ponemos nerviosos. La primera noche de una gira puede ser horrorosa porque no sabes bien lo que va a pasar. No sabes como funcionará el escenario y todo lo demás, todo puede salir terriblemente mal. Pero normalmente todo va bien. He visto a gente aterrorizada sobre el escenario y eso es muy malo. Uno piensa ¿por qué están haciendo todo esto?

Fuente: BBC Mundo, Londres

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *