Día: 11 Enero, 2008

Subastarán obra de los Beatles para el festival de Monterey

Una obra de arte de carácter psicodélico creada por los Beatles en 1967 para anunciarse en el festival internacional de música pop de Monterey (California) se subastará el próximo 15 de enero en la sala Bonhams de Londres.

Se trata de una especie de cartel en cuya ejecución el grupo de Liverpool empleó tinta y lápices de colores y que habla al mismo tiempo de muchos temas, pero sobre todo de paz y de amor, palabras favoritas de los hippies. Entre otras cosas, el cartel dice “Te queremos, Paz a Monterey de la Sgt Peppers Lonely Hearts Club Band”, frase que aparece junto a corazones, estrellas y varias cabezas, además de la firma de John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr.

El propietario de la obra es Tom Wilkes, ex director artístico del famoso festival y artista él mismo, que ha creado más de un millar de tapas de discos para The Beatles tanto individual como colectivamente. En la venta se incluye también un vídeo, producido por el propio Wilkes y Terry Doran, en el que se documenta el proceso de composición de esa obra, cuyo precio se calcula en el equivalente a entre 337.500 y 506.000 euros (entre 495.000 y 740.000 dólares al cambio de hoy).

Una nueva película incluye secuencia que parodia a Los Beatles en la India

walkhard_galleryteaser.jpg

La nueva película “Walk Hard: The Dewey Cox Story” dirigida por Jake Kasdan, cuenta la hisotria de un personaje ficticio (Dewey Cox), un músico que inicia su carrera en la década de los 60s. Es un invento pero está basado en la realidad de otros lo que lo hace una parodia que podría resultar muy atractiva para quienes disfrutan del humor de programas como Saturday Night Live! cuyo director, guionistas y director de fotografía provienen enteramente de la televisión americana.

John C. Reilly (Boogie Nights, Magnolia, Chicago, The Hours) sin cambio de maquillaje va de comenzar su carrera musical a los 14 años hasta salir de la cárcel a los 20. De ahí en adelante puede que cambie el largo y estilo de su pelo y su vestuario pero todo lo demás sigue intacto. Así que desde el principio retrospectivo se inutilizan los conceptos de realidad para marcar el tiempo y se aceleran los acontecimientos para que en muy poco tiempo ya Dewey está casado (con una chica de 12) y tiene tantos bebés que perdemos la cuenta. Cuando comienza a experimentar con sustancias prohibidas, lo hace casi todo a la vez con las repercusiones esperadas. Su parodia de los Beatles en el centro de meditación de la India es un tema aparte.

Tal como en SNL, los incidentes más trágicos se vuelven cómicos: nada ni nadie se salva. Los que conocen bien la música country y rock pueden fácilmente descifrar las alusiones a música contemporánea nada escondidas del filme.