[El Comercio] Sir Paul en Lima: 10 hitos en la vida de McCartney

La legendaria voz de The Beatles cantará en Perú este 9 de mayo. A continuación, un repaso por los hechos más importantes de su vida

REUTERS/Stephen Hird

DANIEL MEZA M.
Redacción Online

Una vida llena de sobresaltos, maravillas musicales y lamentables pérdidas son las que han esculpido al incomparable Sir Paul McCartney (líder de The Beatles) hasta convertirlo en toda una leyenda del mundo de la música. A propósito llegada del astro este 9 de mayo, las 10+ ofrece un repaso por la vida del idolatrado ‘Macca’:

1. Nace una leyenda (1957): Es julio de 1957 en Liverpool y un quinceañero llamado Paul ve por primera vez a la banda “The Quarrymen”. Con fuertes influencias de Elvis Presley, el grupo es liderado por un muchacho llamado John Lennon, de 16 años. Es ahí donde se produce el ‘clic’. Un amigo presenta a los dos futuros genios de los ‘Fab Four’ y la química es inmediata. John reconoce el talento con la guitarra de Paul y este pronto pasa a formar parte de “The Quarrymen”. McCartney no tarda en convocar a su amigo George Harrison (14), y posteriormente, con un baterista que todavía no es Ringo Starr, cambian su primer nombre por “The Beatles”. Lo que les esperaba a estos chiquillos…

2. Yesterday (1965): Esta bella y melancólica balada de dos minutos fue escrita por Paul. Según sus biógrafos, McCartney compuso la melodía completa durante un sueño que tuvo en la casa de su entonces novia Jane Asher en Londres, en la calle Winpole. Al despertar, fue rápidamente al piano, encendió la grabadora de cintas y la tocó, para no olvidarla. Esta melodiosa inspiración se convirtió con los años en la canción con más transmisiones en todo el mundo (más de 6 mlls en los Estados Unidos) y la que tuvo más interpretaciones diferentes (más de 3 mil, batiendo récord Guiness). “Yesterday” también fue el primer tema oficial de los ‘Fab Four’ en donde un solo integrante de la banda grababa una canción por sí mismo. Un dato curioso es que el tema se llamó en un inicio “Scrambled eggs” (huevos revueltos) antes de que la melodía tenga letra. De todos modos, la canción era tan buena que los ni los “huevos revueltos” sonaban mal.

3. Murió Paul (¿1966?): Una leyenda urbana (desarrollada por Fred Labour, un estudiante de la Universidad de Michigan) que lo puede dejar boquiabierto. Esta narra que el verdadero McCartney murió en un accidente de autos en 1966, siendo reemplazado de inmediato con un doble. La versión dice que un miércoles 9 de noviembre de aquel año a las 5 a.m., McCartney trabajaba en el álbum “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”, y tras un fuerte altercado con los otros tres Beatles, salió del estudio semidesnudo, subió a su carro y lo manejó a alta velocidad. Tal fue su ira que no se fijó en el cambio del semáforo y un camión lo arrolló con violencia. Según indican, los Beatles dejaban pistas en las tapas de los discos: en el “Abbey Road” Paul es el único que sale con los pies descalzos, o en el “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”, se muestra una mano abierta sobre su cabeza. La mano es símbolo de la muerte y reencarnación en la religión hindú. Además, todos los personajes de la tapa miran hacia algo parecido a una tumba… O sea, ¿el McCartney de ahora es tremendo estafador? Humm…

4. Alejamiento de la banda (1968): Con distintos problemas, los Beatles empezaban a hartarse de sí mismos y guardarse sentimientos de frustración unos con otros. En ese momento, McCartney propone un proyecto grupal que involucraba ensayos, grabación e interpretación de las canciones en un concierto en vivo. Harían su último trabajo lanzado como grupo: el “Let it be”. A los ocho días, un frustrado Harrison (sus composiciones no eran tomadas en cuenta) renunció, aunque se arrepintió casi al instante. Pero ya no era lo mismo. Lennon, cada vez más pegado a Yoko Ono (sindicada como la principal culpable de la división aunque no necesariamente lo fuera), se aburrió y fue a probar suerte como solista. El 10 de abril de 1970, Paul McCartney presentó una demanda en los tribunales, exigiendo la disolución de la empresa común que mantenía unida a la banda “por diferencias personales, musicales y de negocios”. Nunca más se volvió a repetir un fenómeno así.

5. El inicio como solista (1970): Abril de 1970. Con la banda disuelta por broncas insostenibles, ‘Macca’ decidió lanzar su primer álbum en solitario: “McCartney”, donde se lució haciendo música instrumental sin ayuda de nadie. Este es el hito que marca una seguidilla de producciones independientes y bajo su única batuta, costumbre que lo acompañaría el resto de su vida. Es así como en 1971 publica “Ram” junto a Linda McCartney, esposa, y meses después, forma Wings junto a Denny Laine y Denny Seiwell. Posteriormente llegan “McCartney II” (1980) o “Pipes of Piece” (1983), entre otros, que fueron igualmente galardonados y halagados por la crítica.

6. Reacción a la muerte de John Lennon (1980): La polémica recaería sobre el talentoso Paul cuando el 9 de diciembre de 1980 (un día después del asesinato de Lennon) la prensa lo sorprendiera a la salida de un estudio de grabaciones para pedirle su impresión acerca de la fulminante noticia. La respuesta fue un McCartney conocedor del hecho, aunque se mostraba distraído y mascando un chicle, además de mostrarse algo disgustado por las preguntas. “Estoy muy conmovido. Es terrible”, dijo sin expresión alguna en su rostro. Posteriormente se disculpó, alegando que no quiso herir a nadie. Recalcó que la última vez que vio a John conservaron una estupenda relación.

7. Paul McCartney y Michael Jackson (1983): “Say, Say, Say” es una canción de 1983 de Paul McCartney y Michael Jackson que fue incluida en el álbum “Pipes of Peace” de Paul McCartney. Con anterioridad, este dúo ya había grabado “The Girl Is Mine” del LP Thriller de Michael Jackson, pero “Say, Say, Say”, alcanzó mayor éxito permaneciendo 6 semanas en el número 1 en EE.UU. del Billboard Hot 100, quizás por el empuje que le dio un bien video musical protagonizado por ambas estrellas (fungían de timadores a principios del siglo XX). En ese mismo álbum, el ex Beatle y el Rey del Pop cantaron a dúo otra canción con el título “The Man”. Los divos se entendieron muy bien.

8. Sir Paul McCartney (1996): El 30 de diciembre de 1996, el líder Beatle fue investido con el título de caballero (o Sir) por la reina Isabel II (Elizabeth II) “por una larga y exitosa trayectoria de cantante y compositor” durante la tradicional ceremonia de año nuevo en la que es costumbre agasajar a los británicos famosos. “Estoy muy agradecido de recibir este premio en nombre de la gente de Liverpool y de los Beatles. Sin ellos no hubiera sido posible”, dijo Paul. Cabe recordar que los Beatles ya habían sido distinguidos como Miembros de la Orden del Imperio Británico en 1965. La alegría duró poco: Linda Eastman (esposa de Paul y madre de tres hijos) murió de un feroz cáncer de mama que se prolongó al hígado en 1998. Curiosamente, la madre de McCartney murió padeciendo de lo mismo.

9. Plaza roja (2003): “El triunfo de la democracia en Rusia no será total mientras Paul McCartney no haya cantado en la Plaza Roja”, era una consigna de los organizadores que pugnaban por llevar al ex Beatle en Moscú. Así que un 23 de mayo del 2003, todo el despliegue del equipo de McCartney deleitó a decenas de miles de alocados fans. La histórica presentación de Sir Paul en la Plaza Roja quedó para la posteridad: fue grabada como documental por la cadena A&E y ahora hasta se puede adquirir en DVD u otro formato. Paul también tuvo cordiales reuniones con el Presidente de Rusia, Vladímir Putin, y al actual líder del Partido Social Demócrata de Rusia, Mijaíl Gorbachov. Un grande entre grandes.

10. El divorcio con Heather Mills (2008): Otro suceso que marcó la vida de Paul fue, sin duda, el divorcio de Heather Mills en 1999 (su segunda esposa): la modelo y activista en anti mineras terrestres Heather Mills. Paul se casó con ella en un castillo irlandés en junio del 2002. Al parecer, hijos del ex Beatle desaprobaban a su nueva madrastra. Seis años después, McCartney anunció divorcio argumentando un “comportamiento inaceptable”“ de su esposa. Ella, por su parte, acusó al legendario músico de que la calumnió y amenazó de muerte. Al final, la Justicia de Londres dictaminó que el ex Beatle tendría que pagarle 48,6 millones de dólares a Mills (una pizca de su fortuna). Igual, provecho…

Fuente: El Comercio

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *