Paul McCartney viaja en tren, en segunda clase y sin seguridad

Paul McCartney comprueba que la sencillez es admirable, ya que a pesar de ostentar una fortuna estimada en los 780 millones de euros, aparentemente no tiene problema alguno para ahorrarse algunos centavos de vez en cuando.

A pesar que no tiene absolutamente nada de malo, sí resulta curioso. McCartney sorprendió a varios pasajeros quienes “se cruzaron” con él en un vagón de segunda clase del tren, partiendo de la estación Charing Cross en Londres.

Paul tuvo un viaje muy tranquilo y silencioso, a pesar que muchos seguidores pudieron sacarle algunas fotos, sin interrumpirlo.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *