Taylor Swift entrevista a Pattie Boyd para la revista Harper’s Bazaar

La edición de la revista Harper’s Bazaar de Agosto traerá consigo una sesión de fotos que combina a la experimentada Pattie Boyd, ex esposa de George Harrison, con la bella cantante Taylor Swift, quien luce una moda muy similar a la de los 60s.

La revista, disponible desde el 24 de Julio, presentará una entrevista de Swift hacia Boyd que ya puede leerse en su versión digital.

Swift ha leído la biografía de Boyd “Wonderful Tonight” e inevitablemente le pregunta sobre George, Eric Clapton y los Beatles:

Swift: Estoy tan emocionada de hablar contigo porque las dos somos mujeres cuyas vidas han sido profundamente influenciadas por las canciones y la composición de canciones. Me paro en un lado y tú en el otro. ¿El concepto de ser llamado musa se siente correcto?

Boyd: Me parece comprensible el concepto de ser una musa cuando piensas en todos los grandes pintores, poetas y fotógrafos que generalmente han tenido una o dos. El artista absorbe un elemento de su musa que no tiene nada que ver con las palabras, solo la pureza de su esencia.

Swift: ¿Cuál crees que sea un factor que los artistas se quieran comunicar contigo a través de la canción?

Boyd: Creo que en mi caso tanto George como Eric tuvieron la incapacidad de comunicar sus sentimientos a través de una conversación normal. Me convertí en un reflejo para ellos.

Swift: Me preguntaba sobre quién y qué situación se escribió “Wonderful Tonight”, y ahora sé que se trata de que ti preparándote para una fiesta, cambiándote de ropa y diciendo: “No me gusta esto, no me gusta eso…”

Boyd: Bajé las escaleras con temor pensando que [Eric] iba a estar tan enojado porque me había demorado demasiado, y en cambio me dijo: “Escucha, acabo de escribir esta canción”.

Swift: Eso es tan increíble para mí.

Boyd: Pero debes hacer eso también. Debes sentirte inspirado por unos momentos o algo así, de esa manera tu novio se

vuelve o le dice algo o sonríe un poco o “¿Está pensando esto o lo otro?” y eso te inspiraría. ¿Podrías escribirlo en el momento mientras sucede?

Swift: Definitivamente hay momentos en los que aparece esta nube de ideas que aterriza frente a tu cara, y la alcanzas y la agarras. Muchas canciones son cosas que aprendes, estructuras y cultivas, sabiendo cómo crear una canción. Pero hay momentos mágicos y místicos, momentos inexplicables cuando una idea que está completamente formada simplemente aparece en tu cabeza. Y esa es la parte más pura de mi trabajo. Puede complicarse en cualquier otro nivel, pero la composición sigue siendo el mismo proceso sin complicaciones que cuando tenía 12 años escribiendo canciones en mi habitación.

Boyd: Correcto, correcto …

Swift: No sé qué es lo que hace que algunas personas realmente sean creativamente inspiradoras. Ha habido personas con las que he pasado mucho tiempo de las que simplemente no pude escribir.

Boyd: Sí ¿qué hay con esto ahora?

Swift: No lo sé. Es solo que algunas personas entran a tu vida y tienen este efecto sobre ti. Es realmente interesante porque en tu caso inspiró la producción creativa de dos músicos icónicos. Eso solo me deja boquiabierta ¡Es muy raro!

Boyd: Bueno, cuanto más me lo dices, más me está volando el cerebro.

Swift: Conociste a George Harrison a los 19 años en el set de A Hard Day’s Night. De repente, tu vida cambió para siempre porque te enamoraste de alguien con quien el mundo estaba obsesionado. No había una banda tan grande como los Beatles. ¿Alguien te preparó para la atención?

Boyd: No. Nadie asumió ese papel. Nadie pensó que ese papel sería significativo para empezar. Recuerdo que un periodista vino a nuestra casa un día y le dijo a George: “Con toda seriedad, ¿cuándo crees que la burbuja explotará? ¿Cuándo van a terminar los Beatles?”

Swift: Wow.

Boyd: Si pensaran eso, no hay razón para que alguien pensara, “Ah, cuidaré a Pattie y la guiaré a través de lo que será una situación tremendamente difícil para una joven”. Lo único que Brian Epstein, su manager, me dijo y a las otras esposas y novias fue, “No hables con la prensa”.

Swift: ¿Los fanáticos fueron la razón por la que decidiste vivir en el país?

Boyd: Viviendo en Londres con George, había tantos fanáticos todos los días que se hizo imposible salir del apartamento. Brian Epstein pensó que podría haber una idea de que John, Ringo y George se mudaran al país, y tuvieran casitas a una hora de Londres. Decoraríamos el exterior de nuestra casa con latas de pintura en aerosol. Toda la casa era como un monstruo psicodélico.

Swift: Recuerdo haber visto una foto de la casa, y Mick Jagger y Marianne Faithfull habían pintado sus nombres en la pared con las palabras “Mick” y “Marianne” ahí. Recientemente leí un libro sobre Richard Burton y Elizabeth Taylor, y cómo había un frenesí de locura que los rodeaba. En el libro, se cita a Elizabeth diciendo: “Podría ser peor, podríamos ser los Beatles”. Eres una de las únicas personas que puede decir que experimentaron lo que era la Beatlemania desde adentro. ¿Cómo se sintió eso para ti?

PB: En mi primera experiencia, me pareció absolutamente aterrador. Pude ver a los Beatles tocar en un teatro de Londres y George me dijo que debía irme con mis amigos antes del último número. Así que en la última canción nos levantamos de nuestros asientos y caminamos a la puerta de salida más cercana y allí estaban esas chicas atras mío. Nos siguieron afuera, y nos patearon, me jalaron el cabello y nos empujaron a lo largo de ese pasadizo.

Swift: ¿Qué te decían?

Boyd: “Te odiamos”.

Swift: Esa es mi peor pesadilla. Probablemente sentiste, “Si me conocieras y te conociera, no me estarías tirando del pelo en un callejón y diciendo: ‘Te odio'”.

Boyd: Exactamente.

Swift: ¿Ha cambiado la dinámica con los fanáticos de los Beatles ahora que haces estas exposiciones increíbles de tus fotografías?

Boyd: George ya no está con nosotros, o John. Fue hace mucho tiempo, y los fanáticos no se han aferrado a los mismos sentimientos antagónicos hacia mí. En realidad, parecen felices de que esté compartiendo las fotografías que tomé. Una vez tuve una exposición y estas chicas aparecieron vestidas como yo en “A Hard Day’s Night”.

Swift: Es tan lindo cuando la gente hace eso. Me encanta eso.

Boyd: Es adorable.

Swift: Es increíble que pudieras moverte de un lugar de sentimientos increíblemente aterrorizantes por la idea de esta atención de las personas que amaban a los Beatles, a ahora donde hay gran cantidad de gratitud por parte de ellos. Para mí, uno de los momentos más desgarradores en el libro es cuando, años más tarde, tú y Eric se casan, y George y su nueva esposa, Olivia, vienen a la fiesta de bodas, Paul viene, Ringo viene, pero John no pudo ir. Más tarde dijo que le hubiera encantado venir. Esa noche hubo una gran sesión improvisada, y de haber estado allí, hubiera sido la última vez que los Beatles hubieran tocado juntos.

Boyd: ¿Te imaginas? Estaba destrozada.

Swift: Mi corazón estaba atravesado por eso.

Boyd: John sentía que no podía ir porque pensó que si se salía de Estados Unidos no lo dejarían regresar, y era importante para él estar en Estados Unidos.

Swift: Me pareció asombrosamente bello en el libro cómo habías pasado por muchos altibajos, y contaste estas increíbles verdades sobre tus relaciones, pero todos parecen estar en buenos términos. Quiero decir, Eric incluso te dio permiso para publicar sus cartas de amor. ¿Cuanto te costó llegar a tal lugar de buena voluntad con personas con las que has pasado por tanto? ¿Es solo el paso del tiempo?

Boyd: Creo que el tiempo debe jugar un papel importante. Debido a que todo se rompiera por la razón que sea, no hay necesidad de seguir con algún tipo de odio o desagrado por esta persona. Y luego, con el tiempo, pensé: “Llamaré a Eric y veré si me deja usar estas maravillosas cartas que escribió, y si necesita algo de mí, solo tiene que llamarme, lo mismo, y yo le diré “sí” a él.” Creo que todo esto se basa en mis recuerdos de cómo era cuando nos casamos por primera vez y lo mucho que nos divertimos, el amor que disfrutamos juntos también.

Swift: Parece que tomas propiedad del pasado, y no solo de las partes buenas.

Boyd: Lo hago. Absolutamente.

Swift: Por último, ¿Qué consejo le darías a una joven de 28 años que está profundamente inspirada por tu punto de vista? Me gustaría mirar atrás en mi vida con la misma claridad, sabiduría y paz que pareces tener.

Boyd: Debes recordar que nada permanece igual. Siempre va a cambiar. El mundo entero sigue cambiando, seguimos cambiando, las cosas en nuestras vidas siguen cambiando. Nada permanece igual. Si estás feliz o estás triste, no va a durar para siempre. Solo tienes que seguir recordando eso.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *