El “museo” de los Beatles en Rusia se queda sin anfitrión

Un admirador de los Beatles en Rusia llamado Kolya Vasin, convirtió su apartamento en un museo en honor a la banda. Sin embargo, murió en San Petersburgo tras una fatal caída a los 73 años de edad.

Vasin inició su fanatismo y singular colección durante el período soviético, en un momento en que las autoridades comunistas consideraban que la música popular de Occidente era subversiva. Descubrió la música de Los Beatles a través de grabaciones piratas y comenzó a coleccionar álbumes y recuerdos de los Beatles en la década de 1960. Su mayor tesoro era un vinilo “Live Peace en Toronto 1969”  firmado por John Lennon y Yoko Ono.

Vasin describió como intervención divina el hecho de que John Lennon le había enviado el álbum firmado. En 1970 había enviado un telegrama de felicitación de cumpleaños a Lennon y milagrosamente la leyenda de los Beatles lo había elegido de su montón de cartas de admiradores de todo el mundo.

Durante más de 50 años, Vasin fue el mayor beatlemaniático de Rusia. Incluso propuso dedicar un “santuario de amor” en San Petersburgo a John Lennon, pero, a pesar de que los funcionarios de la ciudad encontraron un sitio adecuado para ello, el proyecto no se realizó. En 2003, el Conservatorio de San Petersburgo convirtió a Sir Paul McCartney en doctor honorario de la música, con la ayuda de Vasin.

Vasin incluso escribió el libro “Rock on the Russian Bones” sobre el impacto cultural de la banda más allá del telón de Acero. El título del libro alude al uso de placas de rayos X antiguas por parte de los fans soviéticos para inscribir las grabaciones pirateadas de las canciones de los Beatles.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *