Paul McCartney compartió anécdotas sexuales con la revista GQ

A razón del lanzamiento de su nuevo disco, Paul McCartney es la nueva portada de la revista GQ. La entrevista con Chris Heath que lo acompaña, abarca temas que van más allá del disco, como el aspecto sexual, el religioso, mirar atrás en su pasado, o consumir drogas. También se luce una serie de imágenes de Paul McCartney vistiendo algunas prendas de marca, conjuntamente con sus precios de compra.

En lo que podría ser un exceso de candidez, Paul le  una extraña anécdota sexual sobre una masturbación grupal en la que participó junto a John Lennon. Sucedió en la época de formación de la banda, eran John, Paul y tres amigos de Lennon. “Fue en la casa de John, éramos un grupo. En vez de emborracharnos y estar de fiesta, estábamos en una silla y las luces apagadas. Uno de nosotros empezó a masturbarse y empezamos a hacerlo todos. En un momento alguien se puso a gritar nombres de celebridades a modo de inspiración para la tarea… estábamos diciendo ‘Brigitte Bardot’ ¡Whoo! y en un momento John dijo ‘¡Winston Churchill!’. Eramos chicos siendo chicos, era una diversión sin daño… ni siquiera a Brigitte Bardot.

También contó que la actividad sexual de Los Beatles en sus giras solo se limitaba a encuentros con groupies, y desmintió el rumor de que la banda realizara orgías en los tours: “No había orgías, que yo sepa. Había encuentros sexuales celestiales con groupies. Lo más cercano que hice, porque no me gustan las orgías. No quiero a nadie más, lo arruina. Nunca lo hice. Aunque una vez estábamos en Las Vegas y uno de los chicos del tour dijo: ‘Están yendo a Las Vegas, ¿quieren contratar a una prostituta?’. Todos dijimos que sí y yo pedí dos. Fue una experiencia maravillosa. Pero eso es lo más cerca que estuve de una orgía“.

Paul también comentó a Heath sobre la extraña costumbre que tenía cuando era niño, de matar ranas. “Posiblemente lo hacía para ser un poco más duro“, de cara a un posible servicio militar “me decía a mi mismo que debía aprender a herir cosas o sería un mariquita“. Finalmente, la vida de Paul giró hacia ser un estricto defensor de los animales, como Francisco de Asis, “su favorito“.

Paul también opinó que no le cierra las puertas a volver a consumir algún tipo de ácido, a pesar que por ahora, sin drogas “todo está bien“.

La entrevista fue acompañada por un video donde Paul McCartney cuenta historias sobre varios de sus hits, como Yesterday, And I Love Her, Hi Hi Hi, Let it Be o I Don’t Know, del Egypt Station. La mayoría de estas historias ya son conocidas, pero como siempre, se puede obtener uno que otro detalle de ellas.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *