Categoría: Subastas

Cuando los artículos Beatle son puestos en pugna.

Subasta sorpresiva

Una obra de estilo psicodélico, creada por los mismos Beatles en 1967 para anunciarse en el festival Monterrey Pop de California, no encontró comprador en la subasta realizada por la casa Bonhams de Londres. El cartel, con motivos hippies y…

Las gafas de Lennon

Un británico cuya identidad permanece secreta pagó una cantidad indefinida por una armazón metálica de gafas para sol que perteneció a John Lennon. Las gafas características del Beatle se vendieron en una subasta en internet, y se esperaba que rebasaran…

El último piano de John Lennon y el disco que dedicó a su asesino, a la venta

El último piano con el que trabajó John Lennon antes de morir y el disco que dedicó al que horas después se convertiría en su asesino, Mark Chapman, han salido a la venta en Nueva York. La empresa estadounidense ‘Moments in Time’, dedicada al coleccionismo de documentos y objetos históricos, ha anunciado la venta de dos de los artículos que más expectación pueden despertar entre los seguidores de John Lennon.

El piano que el ex beatle tocó en los estudios Record Plant de Manhattan horas antes de caer asesinado en Nueva York a las puertas del célebre edificio Dakota, el 8 de diciembre de 1980, ha salido a la venta por un precio de 375.000 dólares.

No hay, sin embargo, un precio establecido para la copia del álbum ‘Double Fantasy’ que el artista dedicó a su asesino y que se convirtió en prueba inculpatoria contra Chapman, ya que conserva las huellas dactilares de éste, que fueron utilizadas en la investigación policial.

Letra de Maxwell’s Silver Hammer fue subastada por $192,000

El manuscrito que contiene las líricas de la canción Maxwell’s Silver Hammer, fue vendido a $192,000 en una subasta, valiendo más que otros artículos junto a los que se subastó, como la Fender Stratocaster de Hendrix (168 mil dólares), un cuaderno de apuntes de Bob Marley (72 mil dólares) y un poema (The American Night) de Jim Morrison (50 mil dólares). La subasta de otoño de la casa Christie’s en Nueva York, que incluía 147 lotes de guitarras, ropa, letras escritas a mano y otros objetos, recaudó un total de $1’117,920 (unos 840,000 euros).

Subastarán letra de “Maxwell’s Silver Hammer” en Nueva York

La letra original escrita a mano por McCartney de “Maxwell’s Silver Hammer” para el álbum Abbey Road de 1969, será subastada el 4 e diciembre en Nueva York junto a otros artículos del rock y pop. La letra, garabateada por Paul, podría alcanzar entre $200,000 y $300,000.

Helen Hall, de la casa de subastas Christie’s, mencionó que “las letras tempranas de Paul McCartney raramente aparecen en el mercado de subastas y esto representa una rara oportunidad para coleccionistas y fans“.

Por su parte, en la subasta también será ofrecida una guitarra Fender Stratocaster que usó la leyenda del rock y el blues Jimi Hendrix en el periodo previo a su muerte en 1970, que espera ser vendida entre los $80,000 y $120,000. Las otras ofertas incluyen una selección de notas personales, cartas de amor y poemas escritos por Bob Dylan, junto con una copia “demo” de su album “The Freewheelin’ Bob Dylan” (1963) con correcciones a mano sobre la lista de temas, además de objetos vinculados a John Lennon y Bob Marley.

Dick Clark planea subastar su propia memorabilia musical

dick_clark

NUEVA YORK – Cincuenta años después de su primera aparición en el programa que se conoce como “American Bandstand”, Dick Clark está listo para dejar ir el micrófono. Y es que el famoso presentador está subastando una serie de artículos de su colección personal de recuerdos musicales, incluido el micrófono que utilizó a partir del 9 de julio de 1956, su primer día en el programa de rock ‘n’ roll que lo hizo famoso.

 

“Es difícil separarse de ese”, dijo Clark sobre el micrófono, que fue valorado por Arlan Ettinger, presidente de la casa de subastas de Guernsey, entre $10,000 y $100,000. Otros artículos para ser vendidos incluyen un bajo que Paul McCartney tocó cuando era un Beatle, un guante de cuentas que Michael Jackson usó en su fase de moonwalking y la armónica que Bob Dylan tocó en “The Last Waltz”.