Lanzamiento de reedición por el 30 aniversario de All Things Must pass

Treinta años después de su lanzamiento original como triple vinilo, Harrison supervisó una edición remasterizada de All Things Must Pass, que se publicó hoy en Inglaterra. Ken Scott diseñó la reedición, que fue remasterizada por Jon Astley. Harrison y Scott se sorprendieron por la cantidad de reverberación que habían usado en 1970 y estaban ansiosos por remezclar el álbum, pero EMI vetó la idea. La reedición apareció en Gnome Records, un sello creado por Harrison para el proyecto.

Titulado All Things Must Pass: 30th Anniversary Edition, el nuevo álbum contenía cinco pistas adicionales, incluido el tema inédito “I Live for You”, dos versiones interpretadas para Spector en Abbey Road como demo en mayo de 1970 (“Beware of Darkness” y “Let It Down”), una versión alternativa instrumental de “What Is Life?”; y “My Sweet Lord (2000)”, una regrabación parcial del mayor éxito en solitario de Harrison en un esfuerzo por desmarcarla de los escándalos de plagio a la que se vio expuesta hacía 30 años. Su voz, sin embargo, se muestra quebrada. Además, Harrison volvió a secuenciar el contenido de Apple Jam para que el álbum se cerrara con “Out of the Blue”, como pretendía originalmente.

Durante la promoción del disco, en entrevista con Associated Press, Harrison reflexionó sobre sus problemas de salud notificados al inicio del mes, que justificaban además su cambio en la voz en las grabaciones:

“Tuve un pequeño cáncer de garganta. Me extirparon un trozo de pulmón en 1997. Y luego casi me asesinan. Pero parece que me siento más fuerte. Ya no fumo. Tengo la respiración un poco más corta de lo que solía ser, así que no me veo en el escenario durando 14 rounds completos”.

George Harrison

Harrison también supervisó las revisiones de la carátula del álbum de Wilkes y Feinstein, que incluía una portada coloreada de “George & the Gnomes” y, en las dos carátulas del CD y el folleto del álbum, así como muestras adicionales de la imagen de portada mostrando la invasión gradual de la urbanización en el paisaje de Friar Park. La última serie sirvió para ilustrar la consternación de Harrison por “la dirección que el mundo parecía dirigirse al comienzo del milenio; una dirección que estaba “tan lejos de la Era de Acuario que había sido el sueño de los sesenta”“, según apuntó Gary Tillery. Harrison lanzó un sitio web dedicado a la reedición, que ofrecía según la descripción de Chuck Miller de la revista Goldmine, “gráficos y sonidos y pequeños gnomos creados por Macromedia bailando, riendo y tocando guitarras en un mundo al estilo Terry Gilliam“. En un ejemplo más de su voluntad de aprovechar los medios modernos, Harrison preparó un kit de prensa electrónico, que describió como “no exactamente una EPK, pero es una amenaza para el orden mundial tal como lo conocemos”.

Estuvieron involucrados en las sobregrabaciones su hijo, Dhani, la cantante Sam Brown y el percusionista Ray Cooper, quienes también participaron de la grabación del siguiente proyecto de Harrison llamado Brainwashed. Según Scott, Harrison había sugerido que incluyan un disco extra que contenga recuerdos de algunos de los contribuyentes del álbum, comenzando con Ringo Starr. La idea fue abandonada ya que Starr no recordaba haber tocado en las sesiones en absoluto.

Con Harrison realizando un extenso trabajo de promoción, la reedición de 2001 fue un éxito comercial y de crítica. Habiendo subestimado la popularidad del álbum, Capitol enfrentó un pedido pendiente de 20,000 copias en Estados Unidos. Allí, la reedición debutó en el número 4 de la lista de álbumes de catálogo pop superior de Billboard y encabezó las listas de ventas de álbumes de Internet de la revista. En el Reino Unido, alcanzó el puesto 68 en la lista de álbumes nacionales. Escribiendo en Record Collector, Doggett describió este éxito como “un logro nunca antes visto para una reedición“.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments