McCartney entre varias celebridades que piden proteger a la Amazonía del coronavirus

Un grupo de artistas, científicos e intelectuales de todo el mundo, instan al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, a “tomar medidas inmediatas para salvar a los pueblos indígenas del país de un «genocidio» de Covid-19” a través de una carta abierta.

Paul McCartney, así como Madonna, Pedro Almodóvar, Mario Vargas Llosa, Meryl Streep, Brad Pitt, Richard Gere, Oprah Winfrey, Glenn Close, Oliver Stone, Alfonso Cuarón, Gisele Bündchen, Alejandro González Iñárritu, Patti Smith, Alberto II de Mónaco, Naomi Campbell y Caetano Veloso, entre otros, lanzaron hoy un manifiesto global en el que piden protección para los pueblos indígenas frente a la “grave amenaza” que representa el coronavirus.

Sin ninguna protección contra este virus, los indígenas sufren un riesgo real de genocidio, por medio de contagios provocados por invasores ilegales en sus tierras

El grupo de artistas e intelectuales alertan que el peligro del virus en la Amazonía la amenaza es doble, pues además del peligro que supone el covid-19, también se han aumentado los ataques de mineros y madereros ilegales.

La iniciativa partió gracias al premiado fotógrafo brasileño Sebastião Salgado, que lleva casi 40 años documentando el Amazonas e inmortalizando la vida de las comunidades indígenas; y fue publicado en los principales periódicos del mundo, como Folha de Sao Paulo (Brasil), El País (España) y The Guardian (Reino Unido).

Salgado sentenció “Cuando respaldas o fomentas un acto que sabes que eliminará una población o parte de una población, esta es la definición de genocidio… Será un genocidio porque sabemos que esto va a suceder, estamos facilitando la entrada del coronavirus; se está dando permiso para la muerte de estos pueblos indígenas (…) en algunas de las aldeas que conocía, el sarampión mató al 50% de la población. Si el Covid hace lo mismo, sería una masacre“.

La carta señala además que los intrusos, incluidos los mineros de oro y los madereros ilegales, deben ser expulsados ​​inmediatamente de las tierras indígenas para evitar que importen una enfermedad que ha matado a más de 283,000 personas en todo el mundo, incluidas 11,123 en Brasil.

La ciudad brasileña hasta ahora más afectada por el coronavirus es Manaos, la capital de Amazonas, el estado donde se encuentra parte de la reserva de Yanomami. “Hace cinco siglos, estos grupos étnicos fueron diezmados por enfermedades traídas por los colonizadores europeos. Ahora, con este nuevo flagelo que se propaga rápidamente por todo Brasil, los pueblos de la amazonía pueden desaparecer por completo ya que no tienen medios para combatir a Covid-19“.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments