Etiqueta: Missouri

Subastan las únicas fotos a color de Los Beatles en su última gira

Quince imágenes a color originales de Los Beatles, hasta ahora inéditas, son subastadas por Heritage Auctions en Dallas, Texas.

La expectativa era lograr más de $50,000 por lo que serían las únicas imágenes a colores de la gira americana de 1966, específicamente del 21 de agosto en el Busch Stadium de St Louis, Missouri, un concierto difícil en que la banda tuvo que tocar ante una intensa lluvia.

Las imágenes fueron tomadas por Mark Richman -hoy de 73 años- quien utilizaba películas de color Kodachrome en lugar de las de blanco y negro, algo inusual para la época. El fotógrafo se encontraba a apenas 4 metros de la banda durante el evento.

Los Beatles se presentan en Cincinnati al medio día y Missouri en la noche

Actuación en Crosley Field en Cincinnati. El concierto se hizo al mediodía, después volaron unas 350 millas para dirigirse a St. Louis, Missouri donde Los Beatles se presentan en el Bush Stadium.

Allí tocaron a las 8:30pm durante una fuerte lluvia con tormenta ante una audiencia bastante mojada de 23,000 fans. El grupo fue protegido con una lona muy ligera por lo que el agua chorreaba sobre los amplificadores. Fue este concierto el que finalmente convenció a Paul McCartney de que Los Beatles debían parar las actuaciones en vivo. Los otros Beatles ya habían decidido esto hacía mucho tiempo.

Presentación en el Estadio Municipal de Kansas

Actuación de los Beatles en el Municipal Stadium, en Kansas City, Missouri. Originalmente este era su día libre, pero después de la tremenda recepción que el grupo tuvo en todos los lugares de ese país, un promotor de mucho dinero, Charles O. Finley, le propuso a Brian Epstein una oferta de $100,000 si añadían la ciudad de Kansas a su agenda. Brian les preguntó a Los Beatles si estaban dispuestos a sacrificar su día de descanso y, sin levantar la vista le dijeron: “Haz lo que tú quieras, Brian”. Brian declinó la oferta, pero Finley no estaba dispuesto a quedarse con las manos vacías y por orgullo propio estaba determinado a no dejar que su ciudad se quedara sin ver a Los Beatles. Así que ofreció $150,000; la suma más alta que artista alguno haya recibido en EEUU con el riesgo de salir perdiendo.