Scarlett Johansson: “Con los Beatles me enamoré de la música”

A los 23 años, esta estrella de Hollywood que apoya públicamente a Barack Obama, elegida por Woody Allen como “musa” y votada la “más sexy de 2007” por revista Playboy, ha decidido editar su álbum debut como cantante Anywhere I Lay My Head (“Adonde apoye la cabeza”).

Premiadí­sima por su reveladora actuación en Perdidos en Tokio (03), la actriz de sangre danesa y polaca se atrevió a grabar 10 canciones de Tom Waits con ayuda de un integrante de TV on The Radio como productor, David Sitek, y otro de Yeah Yeah Yeahs, como guitarrista, Nick Zinner. Pero la sorpresa es contar con David Bowie en el papel de corista. Nadando, comiendo asado y quién sabe qué más, el álbum se grabó en los Estudios Dockside de Lousiana durante el año pasado. Aquí­ la actriz que eligieron de modelo marcas como Calvin Klein y Louis Vuitton (y los videastas de Bob Dylan y Justin Timberlake) explica por qué se le ocurrió cantar.

¿Cuál es tu primer recuerdo de la música?

Tuve la suerte de que mis padres fueran amantes de la música. Papá escuchaba a John Coltrane y Miles Davis. Siempre habí­a música en casa. Mamá creció en Nueva York en Greenwich Village y tení­a una buení­sima relación con la música, con artistas como Jimmy James y Moody Blues. Cuando tení­a nueve tuve mi primer disco que fue Abbey Road , me dormí­a escuchándolo y me despertaba escuchándolo. Dirí­a que con Los Beatles me enamoré de la música; algo probablemente poco habitual para alguien de esa edad.

¿Por qué hiciste el disco?

Toda mi vida me gustó cantar; desde chica empecé a actuar porque querí­a estar en un teatro de musicales, así­ empecé a actuar. Tomé clases de canto, y en la pubertad sentí­ timidez para estar en un escenario y pasé al cine.

¿Cómo empezó este proyecto?

Yo habí­a grabado Summertime de George Gershwin para el álbum Unexpected Dreams: Songs From The Stars, que era a beneficio de la organización Music Matters, y a raí­z de eso después me hablaron de hacer un disco entero. No sabí­a muy bien qué hacer y pensé que harí­a standards, porque siempre me gustaron Rosemary Clooney, Billie Holliday, Ella Fitzgerald y las cantantes de jazz.

¿Y por qué elegiste a Tom Waits?

Admiraba a Tom Waits desde hací­a mucho tiempo y tení­a algunas ideas sobre cómo re-interpretarlos y redescubrirlos. Pero no podí­a encontrar el sonido adecuado. Grababa con mi voz y después los músicos de estudio grababan el tema con la misma instrumentación que usaba Tom Waits hasta que conocí­ a David Sitek del grupo TV on The Radio.

¿Y cómo se conocieron?

Por medio de una amiga en común. Habí­a hecho esas grabaciones horribles y necesitaba ayuda, tení­a un sonido en mi cabeza pero no soy música, puedo cantar y puedo tocar el kazoo. Soy realmente fan de la banda y así­ es cómo nos conocimos. Yo querí­a que sonara “extraño”, y él me dijo una frase mágica: “Que parezca como si hubiéramos tomado mucho jarabe para la tos y estuviéramos viendo volar a Campanita, de Peter Pan“.

¿Te atrajo lo teatral de Tom Waits?

Seguro, yo escucho ciertos temas como Wish I was in New Orleans y pienso que el oyente puede imaginar el ambiente. Sabí­a que él grababa en lugares extraños como viejos graneros y cobertizos. Al oí­rlos, creo que uno puede sentir la intimidad de esas grabaciones. Lo mismo quise lograr yo. Recorrí­ los álbumes que me gustaban y escogí­ algunas debido a su cualidad cinematográfica, supongo. David usó las letras como si fueran guiones para los arreglos que hizo.

No es una elección muy habitual para una chica joven.

Sí­, muchas de sus canciones tienen que ver realmente con su voz, de hecho hay un tema llamado Green Grass cuya melodí­a prácticamente tuve que imaginarla porque, a decir verdad, la crea con ese ruido gutural que le sale.

¿Cómo fue el proceso de grabación? Cuando llegué a la grabación de las voces propiamente dichas al principio hicimos voces distorsionadas y al final pusimos todo a la vista. Terminé teniendo una familiaridad con las letras, supongo que de una manera comparable a aprender los diálogos de una pelí­cula, que al final te salen como si fueran tus propias palabras.

¿Tom Waits y Kathleen Brennan oyeron las grabaciones?

Antes de que todo esto pasara querí­a asegurarme de que Tom no tuviera problemas y le envié algunas de las grabaciones iniciales terribles que hicimos. Y se entusiasmó. Nos dio ánimo. pero no habí­a hablado con él, no. Creo que hay pocos canales para abordarlo. Me aseguré de que lo supiera. Y por lo que he oí­do, está muy contento con el resultado.

¿Hay planes de interpretarlas en vivo?

¡Tengo un miedo escénico paralizante que estoy superando! No, no tenemos planes establecidos todaví­a.

¿Le darí­as prioridad a la música antes que a la actuación por un tiempo?

Ni siquiera quiero relacionar las dos cosas. Nunca me veo a mí­ misma como actriz o amante del cine o entusiasta de la comida. Como artista, siento que soy capaz de concentrarme en lo que la mente me indica. Por supuesto que me entusiasma pensar en un nuevo álbum… Veremos.

¿Cómo te sentiste apareciendo en el escenario con The Jesus and Mary Chain el año pasado?

Lo más surrealista no fue cantar con ellos, fue ver a treinta y cinco mil personas: me imaginé como un pedazo enorme de pasto o algo así­, que se agita y vuela al viento. ¡Cuando podés ver las caras te da realmente miedo!

Tu voz suena distinta en cada tema, ¿cuál es entonces tu verdadera voz?

Todas son mis voces. Cada uno de los temas requirió un enfoque emocional diferente o de personalidad. Algunos de mis vocalistas favoritos están actuando también.

David Sitek: Tal vez sea un disparate decirlo, pero yo no creo que Mick Jagger no sienta satisfacción; o sea que hasta cierto punto tiene que estar actuando esa sensación…

¿Cuál es tu álbum de Waits favorito?

Depende de la época de mi vida. Ultimamente, he escuchado mucho Alice y Black Rider.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments